Plantas sin semillas

62

Las plantas sin semillas  en su conjunto se caracterizan por tener vasos vasculares además de poseer  un órgano sexual femenino conocido como “Arquegonio”.  Tienen alternancia de morfología distinta cada una de sus generaciones, una se encarga de la producción de gametos y la otra de esporas, siendo esta última la más dominante durante todo el ciclo.

Los equisetos pertenecen a esta clase de plantas que surge a finales del Devónico y que durante su transcurso cambiaron su tamaño y forma hasta el Paleozoico, y es aquí donde surgen grandes bosques. Este tipo de plantas suele ser de porte bajo, pero ciertos tipos de helechos pueden alcanzar un máximo de cinco metros. Ayuda en el proceso de formación del sustrato. Cuando estás se fosilizan a una determinada temperatura y presión se obtiene carbón vegetal, elemento esencial en la producción de energía eléctrica humana.

Características de las plantas sin semillas

Como ya mencionamos, las plantas sin semillas son plantas las cuales además de los datos anteriormente dados su reproducción es mediante esporas. Su ciclo de vida es “digenético heteromórfico”, donde se domina la fase esporádica. Lo cual le permite introducirse en los más recónditos huecos para crecer ahí en condiciones óptimas de sombra y humedad. Durante la fase de espora este tipo de plantas aumenta su resistencia.

Las ramas de los helechos se dividen de manera doble o bifurcada. Los vasos conductores de la misma están compuestos por traquidas cerradas en sus extremos. A pesar de que sus esporas en la mayoría de los casos son similares, en ocasiones pueden estar presentes las “macrospora y microsporas”, ayudando a la formación de los “macrosporangios y microsporangios”. Produciendo el primero gametos femeninos y el segundo gametos de carácter masculino.

Los distintos usos de las plantas sin semillas

            Para la generación de turba, muy elemento utilizado en la industria agroalimentaria, como sustrato natural, aunque la extracción de este si es contaminante.

            Estas plantas tienen la posibilidad de adherirse a rocas esto es de vital importancia a la hora de evitar la erosión de ciertos paisajes naturales.

Dependiendo de dónde se encuentre, lo helechos son usados de diferentes maneras por todo el mundo. El más común de estos usos es que los helechos los podemos encontrar en los jardines o dentro de los hogares como adornos. En las zonas más cálidas, estas plantas también se utilizan como alimento para humanos, llegando a llamarse “gourmet” en determinados países.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here