Un jardín para tus cactus

31

Existe tal variedad de formas extrañas en los cactus que dan lo mejor de sí como las plantas de interior cuando se las agrupa. Ello realza sus características esculturales y hace que las más pequeñas, que solas resultarían más bien raras, queden muy bien en compañía de especies parecidas o complementarias.

Los jardines de cactus también resultan prácticos al reunir una serie de plantas que requieren las mismas no habituales condiciones.

Hay docenas y docenas de cactus donde elegir para encontrar sugerencias sobre las especies más adecuadas para tener en casa. Agrupándolas en forma de paisaje, tal vez con el añadido de unos guijarros y arena para sugerir un desierto-puede sacar el artista que hay en su interior. Pero lo mejor es que puede echar mano a la tremenda variedad de formas, tamaños y colores de esas plantas para hacer las más atractivas composiciones.

La Elección Del Contenedor

Casi cualquier cosa, antigua o moderna, vale en este caso como contenedor: artesas de cobre, soperas, cacerolas, incluso peceras para los arreglos más grandes. De todos modos, el drenaje es esencial en el caso de los cactus, por lo que es preciso que los recipientes dispongan de orificios de drenaje.

Si no quiere estropear un recipiente antiguo agujereándolo, cubra la base del mismo con una capa de material de drenaje de por lo menos 5 cm. de grosor (lo mejor es el carbón vegetal desmenuzado porque además absorbe las impurezas de la tierra).

El Compost Más Adecuado

La mayoría de cactus crecen bien en un compost a base de tierra con un buen drenaje, pero es importante que no sea muy concentrado: Lo ideal es dos partes de compost por una parte de arena gruesa. Si lo prefieres, puede usar un compost especial para cactus de los que venden en los Garden Center.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here