La Mimosa o Sensitiva

59

Familia: Mimosaceas

Nombre común: Mimosa, Sensitiva

La mimosa es una planta graciosa, de aspecto delicado, que no debe confundirse con la típica “mimosa de las flores”.

Es una planta apreciada por su suave y plumoso follaje, sus flores de color rosa, redondas y blandas, y por la fascinante reacción de sus hojas al tocarlas. Debe su nombre vulgar al hecho de que, al tocar la planta, simplemente con rozarla, sus hojas Filiciformes se pliegan sobre sí mismas, apretándose en torno al pecíolo, el cual a su vez se dobla hacia abajo, como para evitar un peligro.

Dejando la planta tranquila durante un tiempo, sus hojas vuelven a desplegarse poco a poco y adquiere de nuevo un porte erecto.

Las sensitivas son plantas fáciles de cultivar y de cuidar. A menudo son tratadas como anuales: se compran en primavera y se desechan en invierno, después de la floración.

Técnica de cultivo

Primavera y verano

Se trasplanta en primavera, utilizando un buen mantillo y cambiando la planta a macetas cada vez más grandes a medida que las raíces van aumentando de tamaño y saliendo por los orificios de drenaje, hasta llegar a una maceta de 15 cm, de diámetro.

A continuación, se renueva anualmente el substrato sustituyendo la capa superior del mismo (2,5-5 cm.) por compost fresco. Las sensitivas tienen necesidad de calor, y en verano la temperatura puede superar sin problemas los 21° C, siempre que el ambiente este bien aireado.

Se tienen en un lugar muy luminoso; agradecen un poco de luz solar directa, pero es preferible protegerlas del fuerte sol del mediodía.

Se riegan abundantemente, de modo que el compost este siempre húmedo, y cada dos semanas se añade un fertilizante líquido al agua de riego.

Otoño e invierno

La planta debe tenerse en una posición lo más soleada posible, a no menos de 13° C, y al resguardo de corrientes de aire. Se riega solo de vez en cuando, dejando secar la mitad superior del compost entre riego y riego, y se rocían las hojas también de vez en cuando para crear humedad.

Multiplicación

Se siembra a poca profundidad en una mezcla formada por dos partes de turba y una de arena, manteniendo apenas húmeda esta mezcla y garantizando un buen recambio de aire y una temperatura de 18-21°C las semillas germinan a las 4-6 semanas.

Las plántulas se separan cuando alcanzan los 5 cm. De altura y luego se van trasplantando a macetas cada vez más grandes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here