Cómo Cultivar Garvinea: Plantación, Cuidados, Propagación Y Más

319

Una flor de garvinea es una variedad de gerbera que tiene la ventaja de ser resistente y por lo tanto se puede cultivar en el jardín en cualquier época del año.

Cómo cultivar garvinea

Múltiples variedades de Gerbera garvinea

Todas las variedades de Gerbera garvinea derivan de los recientes desarrollos de Florist Holland BV, una empresa con sede en Holanda que trabaja continuamente en nuevas variedades de garvinea.

Las que se muestran actualmente en este artículo son la Gerbera garvinea ‘Fleurie‘, ‘Sweet Surprise‘, ‘Sweet honey‘, ‘Sweet Dreams‘ y la asombrosa ‘Sweet glow‘.

Requisitos para el cultivo de garvinea

Desde su introducción, Garvinea es ampliamente cultivada y probada en todo el mundo. Debido a su base vigorosa, resistente a todo tipo de clima y enfermedades, la serie ofrece ventajas para los cultivadores.

Garvinea puede producirse a temperaturas relativamente bajas, con poca o ninguna intervención de pesticidas y ningún regulador de cultivo, cumpliendo con los criterios actuales en los que el medio ambiente y el ahorro de energía son factores clave.

El material vegetal uniforme se multiplica mediante el cultivo de tejidos y se ofrece a través de estaciones de enraizamiento como material vegetal joven endurecido en bandejas.

Sustrato

Se recomienda obtener un sustrato grueso y macetas con bordes de drenaje adecuados y al menos ocho orificios en el fondo, para proporcionar un drenaje adecuado.

El pH debe estar entre 5,5 y 6,0 y una CE de 1,0 a 1,5. Son valores ideales para facilitar la absorción de microelementos. Si el pH es demasiado alto, el cultivo comenzará a crecer hojas cloróticas (principalmente amarillas).

Se aconseja tomar una muestra de suelo antes de utilizar el sustrato.

Instalaciones climáticas.

Para el cultivo de Garvinea, utiliza un invernadero (o una casa de sombra en caso de un clima más suave), donde el clima pueda ser monitoreado a través de la ventilación, la protección y, cuando sea necesario, la calefacción. Riega las plantas con un sistema de riego por goteo o desde arriba.

Iluminación

Después del encapsulado, la intensidad de la luz debe ser de aproximadamente 300 a 500 vatios. Durante las primeras tres semanas después de la siembra en macetas, se debe aplicar un filtro para prevenir una mayor intensidad de luz/radiación solar. Después de tres semanas, una mayor intensidad de luz es deseable.

Temperatura

La temperatura ideal para las primeras tres semanas de cultivo de Garvinea es entre 59¡ y 68¡ F. Después de tres semanas y a lo largo de todo el proceso de crecimiento, bajar las temperaturas entre 41¡ y 61¡ F para estimular el desarrollo de los cogollos. Durante la fase de floración Garvinea puede manejar un máximo de 95¡ F.

Plan de cultivo

Directamente a la llegada, las plantas jóvenes estarán listas para ser plantadas en macetas de 5 a 7 pulgadas. Asegúrate de que los tapones estén colocados en el centro de la maceta al mismo nivel que la superficie del suelo.

Después de espaciar 10 plantas por metro cuadrado después de cinco a siete semanas, las plantas pueden ser trasladadas a un invernadero más frío para su endurecimiento.

Después de otras dos o tres semanas, las primeras plantas comenzarán a desarrollar botones y flores. Después de 10 a 12 semanas en el invernadero, las plantas están listas para ser distribuidas. Los consumidores podrán recibir en sus jardines una Garvinea rica en flores.

Plantando una garvinea

La garvinea es una planta perenne que florece abundantemente pero que teme congelarse por debajo de los 23/25°F (-4/-5°C).

Una plántula de garvinea puede plantarse indistintamente en primavera u otoño.

  • A esta planta le encanta el sol y le gusta estar protegida de los vientos fuertes.
  • Se recomienda regar con frecuencia después de la plantación.
  • Coloca las plantas a una distancia de 40 a 50 cm (16 a 20 pulgadas).

La propagación es posible en primavera a través de la división de la corona o sembrando semillas en una bandeja hacia febrero-marzo.

Cuidado de garvinea

Cómo cultivar garvinea

  • Requieren de pleno sol hasta la mitad y prefieren un suelo poroso y bien drenado.
  • Añade un poco de fertilizante de liberación lenta para mantener tu Garvinea alimentada durante toda la temporada.
  • No riegues en exceso tus plantas, ya que a la gerbera le gusta crecer en el lado seco.
  • La eliminación de las flores terminadas y del follaje viejo estimulará a la planta para que produzca más botones florales nuevos.
  • Las plantas pueden incluso permanecer al aire libre en invierno. Si las temperaturas descienden por debajo, basta con cubrir los restos de las plantas con un poco de paja o algo similar.

Riego y fertilización de la garvinea

Se requiere un riego regular pero moderado. La Gerbera garvinea requiere poca agua, pero muy a menudo, para mantener el suelo ligeramente húmedo.

La fuerza de la serie Garvinea es su robustez que le permite crecer al aire libre como una planta perenne incluso en climas más fríos.

En primavera y verano

Si está en una maceta o en una caja de jardín, mantén la tierra un poco húmeda y comprueba que el agua drene correctamente.

Proporciona fertilizante líquido para plantas de hoja más o menos una vez al mes para extender la floración al máximo.

  • Agua de arriba, idealmente con agua que no sea dura.
  • Nunca mojes las hojas y flores de tu garvinea.

Para retener un cierto nivel de humedad, lo mejor es poner la maceta o la caja del jardín sobre un lecho de guijarros de arcilla que se revuelcan en el agua.

En otoño e invierno

No es necesario un riego específico durante esta época del año, ya que la lluvia suele satisfacer las necesidades de agua de la planta.

  • Si tus garvineas están en macetas en lugares donde no llueve, riega como máximo una vez al mes.

Cómo cultivar garvinea

Propagación

Semilla

  1. Siembra la semilla lo más fresca posible, ya que la viabilidad se pierde muy rápidamente. De febrero a marzo es una época ideal.
  2. Sembrar las semillas finamente, colocándolas verticalmente con la cabeza emplumada proyectada, en una mezcla de semillas arenosas como el compost de semillas de John Innes con arena filosa añadida.
  3. Colócalo en un propagador o en un alféizar soleado a 20-25°C (68-75°F). La germinación suele durar de dos a tres semanas.
  4. Cuando sea lo suficientemente grande para manipularlo, colócalo en macetas individuales de 9 cm o transferirlo a una bandeja profunda o a un armazón de cama, luego, en la etapa de cuatro hojas, transfierelo a una cama permanente a una distancia de alrededor de 30 cm (1 pie) entre sí.
  5. Riega con mucho cuidado hasta que esté bien establecido. Las plantas jóvenes en macetas son particularmente susceptibles al riego excesivo.

Las flores se pueden producir entre cuatro y seis meses después de la siembra, pero las plantas jóvenes cultivadas con semillas por lo general sólo florecen ligeramente en su primera temporada. Estas flores tempranas pueden ser removidas para ayudar a construir una corona vigorosa.

Plagas comunes que infectan la garvinea

La mayoría de las enfermedades que cabe esperar son enfermedades comunes de la gerbera, como los áfidos, los ácaros rojos, los insectos escamosos y también el mildiú polvoriento.

  • Las hojas que crecen más y más pequeñas en tamaño muestran que necesitas considerar replantar tu garvinea.
  • Si el color de las hojas se vuelve pálido, probablemente se deba a la falta de fertilizante.

Garvinea cuando crece al aire libre es particularmente vulnerable a los pulgones. Para evitar esto, rocía a menudo con un insecticida a base de piretro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here