Cómo Cultivar Maíz En Pasos Rápidos y Muy Fáciles

207

Si quieres conocer cómo cultivar maíz, puedes aprender a través de una guía bastante completa donde detallamos un paso a paso que puedes cumplir para facilitar tu cultivo. De igual forma te mostramos las recomendaciones para tu cosecha y te presentamos también las plagas y enfermedades que pueden atacar tu cultivo. Lee con detenimiento y podrás tener maíz fresco en tu hogar.

El maíz dulce es un cultivo anual que es increíblemente gratificante para crecer y cosechar. Esta planta realmente es muy sensible a lo que son las heladas, motivo por el cual hemos llegado a la conclusión que se debe cultivar en primavera y que el área donde se cultive debe ser soleada y a la vez la deben proteger de lo que es el viento.

Es muy importante realizar el riego adecuado a la vez que el maíz se debe desherbar en forma continua, pues el cultivo se puede afectar si no se riega como es debido y si no recibe los nutrientes necesarios.

Si realizas una verdadera dedicación en tus cultivos puedes recibir una gran recompensa: un maíz bastante dulce y saludable que puedes comer en cualquier momento, más aún en tus refrigerios, o también los puedes almacenar para el momento que realmente necesites.

maíz dulce
El maíz dulce posee grandes beneficios para el organismo

Cultivo Paso a Paso

Sigue en detalle los pasos que te presentamos a continuación para que logres tu cultivo de maíz dulce:

Paso 1: Utiliza la tierra apropiada para tu cultivo

Las plantas de maíz son exigentes con su tierra. Trabaja en abono envejecido o compost la caída antes de plantar y deja pasar el invierno en el suelo.

Paso 2: Ubica tus semillas en el jardín

No se recomienda comenzar semillas de maíz en el interior.

Paso 3: Planta en el tiempo oportuno

Planta semillas al aire libre dos semanas después de la fecha de la última helada de primavera.

Paso 4: Verifica si la temperatura es la adecuada

Asegúrate que la temperatura del suelo sea superior a 60 ° F (16 ° C) para una germinación exitosa. (Hasta 65 ° F / 18 ° C para variedades súper dulces.) En zonas más frías, el suelo puede calentarse con una cubierta de plástico negro si es necesario. Planta semillas a través de agujeros en el plástico.

Paso 5: Respeta los espacios

Debes plantar semillas con la suficiente profundidad, generalmente debes hacerlo entre 1.5 y 2 pulgadas, mientras que la distancia debe estar entre 4 y 6 pulgadas.

Paso 6: Planifica tu parcela

Para una polinización suficiente, planifica tu parcela correctamente. No plantes dos hileras largas, sino que planta bloques de maíz de al menos cuatro hileras.

Paso 7: Fertiliza en el  momento preciso

Puedes optar por fertilizar al momento de la siembra; el maíz está destinado a crecer rápidamente. Si estás seguro de que el suelo es adecuado, se puede omitir. Utiliza fertilizantes del tipo 10-10-10 en tu suelo. Coloca el compost e inmediatamente una capa del fertilizante que te recomendamos, esto debes hacerlo durante el mantillo. Para esto utiliza aproximadamente una taza por cada 3 metros cuadrados, esto del maíz que vayas a plantar en tu suelo.

Paso 8: Utiliza el riego adecuado

Una vez que se siembran las semillas, riega bien el bloque. La buena humedad del suelo es especialmente crítica para la germinación del maíz dulce extra, ya que debe absorber más agua que cualquier otro tipo para que ocurra la germinación.

Tu cultivo de maíz necesitará en promedio una pulgada de agua semanalmente para que se desarrolle un crecimiento como es debido.

Ahora que las plantas crecen, hay un cuidado especial que debe darse a las plántulas. Montón de tierra alrededor de los tallos para apoyar luego contra el viento en las áreas expuestas

Elección del tipo de maíz dulce a cultivar

Elige la variedad de maíz dulce que deseas cultivar.

Existen diferentes tipos de maíz, algunos dulces y otros mucho más dulces. Estos no maduran al mismo tiempo, pues cada cual tiene un ritmo distinto. Al vivir en climas frescos puedes llevar a cabo plantaciones de diversos tipos de maíz.

Existe el Breeder’s Choice que viene a ser un maíz bastante azucarado. Sus granos son de color amarillo en un  tono bastante claro. Tiende a ser muy dulce y cremoso. Si quieres congelarlo, lo puedes hacer muy bien. Este crece en variedades de climas.

How Sweet Is It es una variedad de maíz que tiende a resistir casi todas las enfermedades que tienden a afectar propiamente al maíz dulce. Esta variedad se desarrolla mucho mejor en climas cálidos más que en climas fríos.

NOTA:

El maíz debe ser revisado en forma consecutiva, se recomienda que cada dos días tras haber escogido los primeros maíces que hayan estado maduros.

Al eliminar las mazorcas maduras, debes continuar controlando tus plantas y realizándoles el seguimiento debido. Las mazorcas de maíz que son del mismo tipo deben madurar en un mismo lapso de tiempo.

Pero si por el contrario has cultivado varias variedades de maíz, estos madurarán a velocidades diversas, es decir a distintos tiempos. Es así como debes estar al pendiente de cada variedad que cultivas, esto para que las cultives en el momento que correspondan.

Elección del lugar donde se va a cultivar

Identifica la mejor área rectangular para plantar el maíz. Las plantas de maíz son polinizadas por el viento, es decir, este tiende a soplar el polen y trasladarlo de una planta hacia otra. Por tal motivo recomendamos que no se plante en filas muy largas sino en lo que denominamos formación de bloques, pues así la polinización se lleva a cabo con mayor facilidad.

Encuentra un área para cultivar el maíz que tenga al menos cuatro pies por cuatro pies (1.2 por 1.2 m) y también esté bajo la luz solar directa.

Maiz
Lo mejor es sembrar el maíz directamente en el suelo

Semillas

La semilla de maíz se siembra mejor directamente en el suelo, pero también se puede criar en macetas o tubos en un lugar cálido y plantar después de la germinación. Esto permite que los jardineros en áreas frescas comiencen temprano. También es una buena opción cuando las condiciones climáticas son húmedas, lo que hará que la semilla se pudra y falle.

Siembra la semilla en un suelo húmedo de 5-7 mm de profundidad, a una distancia de 25 cm, con un espacio de 60 cm entre las hileras. Planta 2-3 semillas por hoyo y diluye las plántulas no deseadas más tarde. Estos pueden ser trasplantados para llenar las lagunas.

Riega bien la tierra y no vuelvas a regar hasta que las semillas germinen o se pudran. Esto no se aplica al levantar semillas en macetas, pero sí permite que la mezcla casi se seque entre riegos.

La germinación de las semillas ocurre en un promedio entre 10 y 14 días.

El polen se desprende de las flores masculinas en la parte superior de la planta y flota hacia abajo para hacer contacto con las flores femeninas o “sedas” al final de las mazorcas inmaduras.

El maíz se debe plantar en bloques en vez de en filas simples.

Esto permite una dispersión más uniforme del polen, produciendo mazorcas con producción uniforme y consistente de granos.

Tienes  como objetivo establecer 30 o más plantas por siembra.

Plante un nuevo cultivo cada 4-6 semanas para garantizar un suministro continuo durante la temporada de crecimiento.

Tipo de Tierra

El maíz es un cultivo exigente desde el punto de vista nutricional, por lo que el suelo debe estar bien preparado y enriquecido.

Excava sobre el suelo hasta la profundidad de una pala e incorpora una carga de compost y / o estiércol bien descompuesto por metro cuadrado.

Las plantas de maíz se desarrollan en forma óptima en suelos que estén bien drenados. Si tu suelo es arenoso, debes tener en consideración que el riego que realices es de suma importancia, esto con el propósito de que tu polinización realmente sea óptima, al igual que el desarrollo que debe tener el mismo.

El pH del suelo debe estar entre 5.8 y 6.6.

Cosecha de maíz dulce:

Prueba las orejas para la madurez. Está atento a tu maíz y observa el día en que nota que las sedas de maíz comienzan a salir de las orejas. Luego de transcurridas tres semanas comienza la aparición de lo que se llaman sedas de maíz. Es así como debes llevar a cabo el proceso de probar las espigas, esto con la finalidad de determinar la madurez en cuestión.

Debes constatar que tu maíz ya está al punto, motivo por el cual retira la cáscara e introduce la uña en un grano de maíz.

Si el maíz está al punto, un líquido de aspecto espeso comienza a emerger del grano, pero si no está listo, dicho líquido será bastante aguado.

Si las mazorcas pueden recogerse las cáscaras del maíz están dobladas y tienden a ser de color verde, más no amarillas.

Abono y Fertilizantes necesarios para el maíz

Agrega compost al suelo. Si vas a plantar maíz dulce, coloca compost, esto sobre el área donde vas a sembrar. Deberías ubicar una capa entre 5 y 10 centímetros de profundidad. El nitrógeno y otros nutrientes del suelo son aportados por el compost.

Agrega fertilizantes orgánicos, como sangre y huesos y estiércol de pollo en gránulos, y hasta que todo termine.

Si aplicas fertilizantes vas a ayudar a mejorar que el maíz realmente crezca más rápido, proporcionándole al suelo mayor cantidad de nutrientes.

Luego de haber transcurrido seis semanas de la siembra, es recomendable utilizar fertilizante 10-10-10. Pasadas seis semanas el maíz tiene que crecer con una constante, siendo ésta de 45,7 centímetros de altura. Extiende otra capa de fertilizantes cuando esto suceda.

Espacio de la siembra de maíz

Las plantas de maíz deben sembrarse a una pulgada y media en lo que es el suelo. Tras despejar el área donde se encuentra el maíz plantado, siembra ahora las semillas.

Planta las semillas de maíz en el suelo en al menos cuatro filas que tienen cuatro pies (1.2 m) de largo, colocando las semillas a 1 ½ pulgadas (3.8 cm) de profundidad en el suelo. Planta cada semilla entre 9-12 pulgadas (22.8-30.4 cm), una de la otra.

Cuando coloques las semillas en el suelo, usa su pulgar para hacer el orificio de 1 ½ pulgada (3.8 cm).

Las variedades del maíz dulce van a madurar en diferentes momentos. Si estás buscando tener una temporada bastante larga de cosecha, entonces es importante que siembres diversas variedades de maíz dulce.

Si lo estás haciendo, debes asegurarte de plantar una misma variedad por lo menos en dos filas consecutivas, esto para el efecto de la polinización.

Riego

Al terminar de plantar, justo en ese preciso momento debes regar el suelo. Hazlo en forma bastante generosa hasta que esté de un color oscuro. El regar las semillas luego de plantarlas es básico y fundamental para que el maíz pueda crecer.

El maíz debe estar bastante hidratado cuando crece por vez primera. Si siembras tu maíz y no llueve en tres o cuatro días, debes regar pertinentemente tu maíz.

No busques que el agua se acumule, pero sí que el suelo esté lo bastante húmedo. Si vives en una zona que sea muy seca, ten mucha precaución y riega lo suficiente. Es importante que sepas que el maíz requiere 2,5 centímetros de agua por semana, pues en esta etapa comienza a crecer.

Riega el agua muy cerca de la superficie del suelo. No busques rociar la parte superior de tus plantas, pues corres el riesgo de quitar el polen de la planta.

Al formarse las sedas del maíz, este requerirá 2,5 centímetros de agua. Debes regar esta cantidad de agua pero lo debes hacer cada cinco días.

Cuidados

Eliminar las malezas del suelo con regularidad es fundamental en este cultivo. Si hay hierbas emergentes, debes quitarlas. Cuando te des cuenta de que las hay, quitalas con la finalidad de despejar completamente el área.

Debes estar muy pendiente de no confundirte con las malezas y los retoños, pues esto tiende a pasar, sin embargo ten en cuenta que los retoños están pegados a la planta en sí del maíz.

Hay plantas que tienden a beneficiarse cuando se les quitan sus retoños, pero este no es el caso del maíz. Entonces debes dejarlos.

Otra cosa que debes hacer y de la cual debes estar muy pendiente es de los animales. Los que son pequeños, tal es el caso de los pájaros, los mapaches y las ardillas tienden a comerse el maíz. Debes estar alertos con todos ellos.

Si te das cuenta que los mapaches están rondando tu maíz, trata de colocar una cerca eléctrica alrededor de tu siembra. Puedes probar también con variedades muy altas de maíz para que los mapaches no puedan tener acceso al mismo.

Plagas y Enfermedades

Las sedas de maíz deben ser tratadas con soluciones contra las plagas. El maíz tiende a ser muy atacado con los gusanos del maíz, los cuales crecen a partir de las mariposas del gusano, las cuales colocan sus huevos en lo que son las sedas del maíz que se están desarrollando.

Tienes que estar muy pendiente para no permitir que dichas plagas vayan a crecer en las sedas y posteriormente se coman y destruyan las mazorcas de maíz. Para ello busca rociar las hojas del maíz con una solución de aceite vegetal, agua y unas gotas de lavaplatos, esto debes hacerlo cada varias semanas.

Cómo cultivar maíz
El maíz además de ser nutritivo es muy delicioso

Luz y Clima necesarios en el cultivo de maíz

El maíz dulce es sumamente sensible a las heladas, en tal sentido debes plantarlo cuando ya no existan heladas muy fuertes. Deja transcurrir un promedio de dos semanas tras la última helada y posteriormente planta tu maíz dulce.

Tu suelo debería estar a más de 60 grados F, que equivalen a 15.5 grados centígrados.

Limpieza requerida

Es importante que tu suelo no contenga malezas para poder así comenzar a sembrar lo que son tus semillas de maíz. En sí despeja entonces el área, ya que éstas tienden a obstaculizar lo que es propiamente el crecimiento de las plántulas, a la vez que absorben todos los nutrientes que se encuentran en el mismo.

Procede a limpiar completamente el área que vayas a utilizar para el cultivo.  Debes eliminar las malas hierbas desde su raíz para que no se desarrollen nuevamente.

Verifica si no existe una piedra grande, pues si es así debes quitarla.

Almacenamiento

Si consumes tu maíz después de recolectarlo es excelente. Pero de no hacerlo utiliza tu refrigerador, sin embargo debes tener en cuenta que la frescura va a disminuir bastante.

Si quieres obtener un sabor excelente en el maíz, retira su cáscara, ásalos o hiérvelo y luego consúmelo.

El maíz lo puedes congelar retirándolo de la mazorca. Posteriormente ubícalo en bolsas completamente herméticas y guárdalas en tu congelador. También los puedes almacenar en tarros también herméticos.

Propiedades y Beneficios del Maíz

El maíz está lleno de altos nutrientes que son útiles para el cuerpo humano de muchas maneras. Asegura el funcionamiento idílico de varios sistemas internos, como la generación de células y previene el estreñimiento y varios otros problemas digestivos. Es una bendición para las personas diabéticas. Este refrigerio con almidón lleno de nutrientes es bajo en grasa total y no tiene grasas saturadas, sodio o colesterol. Tiene un alto contenido de vitamina C y una buena fuente de fibra.

1. Retrasa el proceso de envejecimiento

Si quieres mantenerte joven y mantener una apariencia juvenil, definitivamente debes consumir maíz dulce. Es una fuente de antioxidantes útiles para prevenir el proceso de envejecimiento.

2. Mejora la textura de la piel

Con el masaje regular de aceite de maíz, hay una mejora considerable en la textura de tu piel. Una gran cantidad de minerales esenciales y vitaminas, el consumo regular de maíz dulce asegura que tengas una piel radiante y buena visión.

3. Elimina las cicatrices faciales del acné

Debido a su alto contenido de vitamina E, una pasta creada con maíz dulce puede hacer maravillas para eliminar las cicatrices faciales del acné.

4. Anemia

El maíz contiene mucha vitamina B12, hierro y ácido fólico. La deficiencia de estos nutrientes puede causar anemia. Entonces, comer maíz dulce puede prevenir la anemia.

5. Disminuye el colesterol

El maíz dulce también contiene fibra soluble, que se convierte en una sustancia similar a un gel en el torrente sanguíneo. Este gel, a su vez, absorbe el colesterol malo (colesterol LDL). El maíz dulce  tiene componentes que controlan estos niveles de colesterol.

6. Mejora la visión

Los granos de maíz dulce contienen beta caroteno, que produce vitamina A que promueve una mejor visión. Los carotenoides también reducen la degeneración macular, lo que afecta la visión en el centro de la línea de visión.

7. Aumenta la energía

El maíz dulce es un grano con almidón, que funciona como un almacén de energía. ¡Tiene más energía que la mayoría de las otras verduras! Por lo tanto, los atletas que quieren comer carbohidratos para aumentar su rendimiento pueden comer una taza de maíz.

8. Previene la diabetes

La vitamina B presente en el maíz dulce regula el metabolismo de proteínas, lípidos y carbohidratos, y los fitoquímicos presentes regulan la liberación de insulina. El maíz dulce tiene un índice glucémico de 58, por lo que es un súper alimento para aquellos que son diabéticos. Juntos, estos ayudan a controlar la diabetes. De manera similar, los fitoquímicos fenólicos presentes en el maíz dulce también controlan la hipertensión.

9. Salud cardiovascular

El consumo de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 reduce el riesgo de contraer dolencias cardíacas. El maíz dulce contiene aceite, que tiene una muy buena combinación de ácidos grasos. Como resultado, permite que los ácidos grasos omega-3 eliminen ácidos grasos dañinos (como LDL) y reduce el riesgo de ataque cardíaco. También previene la aterosclerosis (depósito de colesterol en las paredes de las arterias).

10. Digestión

El maíz dulce contiene mucha fibra dietética. Las fibras insolubles ayudan en la digestión y también previenen el estreñimiento.

11. Durante el embarazo

El maíz dulce contiene una alta concentración de ácido fólico, que en realidad se prescribe a las mujeres durante el embarazo. Entonces, el maíz dulce es un alimento saludable que toda mujer embarazada debería adoptar. Sin embargo, si tiene los pies hinchados, debe consultar a su médico antes de cambiar esta dieta.

Beneficios del maíz dulce para el cabello:

Analicemos algunos de los beneficios del maíz dulce para un cabello saludable.

1. Mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo

El aceite de maíz mejora la circulación de la sangre en el cuero cabelludo, promoviendo así los folículos para producir trenzas sanas y fuertes.

2. Fortalece las hebras de cabello

La vitamina C, el contenido de licopeno y otros antioxidantes presentes en el maíz dulce ayudan a fortalecer las hebras del cabello. Funciona eficazmente para tratar la pérdida de cabello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here