El cultivo de la achicoria

479

La achicoria (cichorium intybus), es bastante común encontrarla sin importar su tipo pues se encuentra perfectamente distribuida a lo largo de nuestro mundo. Esto se debe a que cuenta con una gran variedad de beneficios para nuestra salud y al tenerlo en nuestro hogar podemos estar seguros de que la aprovecharemos para mantener una muy buena salud tanto para nosotros mismos como para los que conviven a nuestro alrededor.

Por su amplia variedad de beneficios en esta ocasión te hablaremos de los secretos que nos ofrece la achicoria, para que puedas cultivarla tu mismo y cuidarla como es debido para aprovechar al máximo esta planta. Al contar con una amplia variedad de tipos, esto te da la ventaja de elegir una que se adapte a la perfección a tu entorno y de ser el caso podrás cultivar la achicoria que se adapte a tu tipo de cocina.

La achicoria ¿Qué tipo de planta es?

La achicoria

Cuando nos referimos a la achicoria debemos comprender que es una planta perenne la cual cuenta con una gran variedad lo que satisface gustos bastante amplios, esto es porque la achicoria puede cosecharse tanto por cabeza o cortarte desde esta. Un punto que se debe recordar es que dentro de las achicorias se encuentra de igual forma el radicchio pues es una achicoria roja ya que esta no es más que la achicoria de Chioggia.

Así que si estas pesando en empezar a cultivar por tu propia cuenta una achicoria siendo un principiante o con poco tiempo en este medio, de nuestra parte te damos el consejo de iniciar con la achicoria cortada sin importar su especie, pues estas crecen de una manera mas fácil y su cultivo es mas sencillo para personas con poca experiencia, debido a que este tipo de achicoria se desarrollan de una manera bastante frecuente y de una forma bastante fácil, de igual manera la atención que estas requieren es mínimo lo cual evitara que perezcan por descuido.

Épocas para realizar un buen cultivo de achicoria

Esta planta estará presente durante todo el año si la plantas en una maceta o en tu jardín, aunque para aprovechar su cultivo de una manera optima te recomendamos que la siembres en Verano-otoño, ya que así sus plantones crecerán a tiempo para la primavera y esta es la época en la que tienen que aparecer.

En general las achicorias son bastante adaptables a cualquier tipo de clima, así que no deveras de darle un clima particular, lo que te permitirá empezar un cultivo con esta planta sin problema alguno, esto será más fácil para la planta si se empieza con la plántula. En caso de que esta se siembre desde cero, se recomienda hacerlo en una temporada mas cálida como mencionamos antes.

Ambiente y terreno para cultivar la achicoria

Ambiente y terreno para cultivar la achicoria

Teniendo ahora en cuenta la época optima en la que podremos sembrar nuestra achicoria, es bastante lógico en tener en cuenta el tipo de hábitat que prefiere nuestra planta, que de por si es bastante resistente y adaptable, eso no significa que no tenga climas o suelos que sean contraproducentes a esta planta.

Empecemos por el clima, que como te mencionamos esta planta se adapta a climas bastante severos, pero ten en cuenta que todo tiene un limite y en el caso de la achicoria, deberá de tener un cuidado mas riguroso en zonas donde el clima cambie de una manera muy abrupta y bastante frecuente pues estos cambios son muy grabes para la planta y sobre todo si las temperaturas llegan rápidamente de los extremos del calor y el frio de una forma muy abrupta.

En el caso del suelo la achicoria tiene una preferencia sobre el suelo que tiene la cualidad de drenar bien, que evita los estancamientos de agua que pueden enfermar nuestra planta de achicoria de una forma muy grave. Así que, si se cuenta con un suelo muy suave y que pueda drenar el agua de una forma rápida y acompañado de un clima estable, la planta de achicoria puede no requerir de ser fertilizada.

En el caso de cultivar la achicoria desde una semilla

achicoria desde una semilla

Es bastante más fácil el comenzar un cultivo de achicoria si se utiliza una plántula lo que nos evitara bastantes problemas, esto no quiere decir que su cultivo desde una semilla sea imposible o que pueda ser realizado solo por expertos en esta materia. Las semillas de la planta de achicoria son muy fáciles de conseguir y puedes incluso buscar unas en internet, así que se tu decisión iniciar con este cultivo de la forma que te agrade.

En el caso de que te enfoques en la siembra desde la semilla solo deveras seguir con gran motivación. Para realizar un cultivo optimo puedes elegir entre dos tipos de siembra, la forma mas común y conocida es de forma dispersa habitual, la cual es mucho más fácil de hacer, pero no obtendrás tantos brotes como con la segunda opción, que es la siembra organizada, que se realiza en hileras que tiene un procedimiento bastante mas equilibrado y bastante sistemático.

Si eliges la siembra organizada solo tendrás que sembrar la semilla de achicoria en hileras, procurando dejar un espacio de aproximadamente 50 centímetros entre cada planta que coloques. Si lo haces de esta manera le estarás permitiendo a cada planta esparcir sus raíces con suficiente espacio, lo que le permitirá crecer sin restricciones a diferencia de plantarla en una maceta.

¿Dónde se recomienda crecer una achicoria, en una maceta o directo en el jardín?

Cultivo de achicoria

Debemos tener en cuenta que existen una gran variedad de achicoria, así que debemos tener en cuenta con cual estamos tratando, tomemos como ejemplo la achicoria de Catalogna la cual es bastante preferida entre los consumidores por su amplia variedad, pero estas necesitan de un espacio bastante amplio para crecer y aman esa sensación de “libertad”. Así que si tienes en mente sembrar una planta de la achicoria te recomendamos que utilices tu jardín con esta planta lo cual te evitara posibles problemas.

Aunque en el caso de que estés limitado en espacio y no tengas opción para plantar a la achicoria en tu patio, no significa que no puedas hacerlo en una maceta, pero deveras cuidarla con todo lo demás, pues debe ser una maceta de un buen tamaño y esta debe contar con grava y arcilla al fondo que le permita a la tierra drenarse fácilmente.

Cuidados para la achicoria, una irrigación correcta y una fertilización necesaria

Al igual que cualquier planta, la achicoria debe de ser regada de manera continua y con bastante cuidado.

Si la planta es bastante pequeña o no lleva mucho “acaba de nacer”, se debe regar de una forma bastante abundante y muy frecuente, siempre evitando que a nuestra planta se le estanque el agua pues esto podría dañarla o enfermarla.

Cuando nuestra planta se encuentra cultivada se debe tener en cuenta el clima donde se encuentra esta, así que debemos evitar arriesgarla y no regar la planta mas de aproximadamente tres veces a lo largo de la semana.

En el caso de fertilizar la planta, recuerda que no necesita de ser fertilizada, al menos las variedades comunes de esta planta. Pero existen productos que le pueden ayudar a nuestra planta, estos productos los encontraras en viveros y podrían ser desde aditamentos para el agua o un pequeño abono para su tierra, los cuales impulsaran su crecimiento.

Para cosechar la achicoria

Cuando nuestra planta haya sido regada y fertilizada y esta crezca alrededor de unos 10 o 15 centímetros, se puede cosechar la achicoria, esto variara dependiendo de el tipo que tengamos plantado, ósea si es en cabeza o cortada.

Para cultivar el tipo de cabeza, no tiene un trato especial, en cuanto la achicoria se desarrolló, se extrae la cabeza y solo eso.

Para la achicoria para cortar, solo deberemos dejar que la achicoria crezca a una altura considerable aproximadamente de 10 a 15 centímetros, después se hace un corte limpio a la base de la planta. Ya que con esto le permitiremos a la planta de achicoria crecer nuevamente en próximos periodos.

Problemas a los que se enfrenta la achicoria

La planta de achicoria es bastante resistente, pero eso no la salva de correr riesgos o de sufrir enfermedades o paracitos, así que debes de protegerla de estos peligros.
El consejo principal es limpiar habitualmente la planta de hojas secas o amarillentas.

Otro aspecto es proteger a la planta contra ciertos insectos como lo son los pulgones o los caracoles terrestres, así que solo deberás utilizar productos especiales contra estas especies y que no dañen la planta, lo cual mejorara la calidad de vida de esta al igual que su crecimiento.
Un último cuidado que hemos mencionado antes es el estancamiento de agua que pueden sufrir por riego o lluvias constantes, lo cual puede afectar a la planta.

Esta planta es bastante fácil de cultivar y sembrar, si la comparamos contra otras. Así que con la atención justa podrás beneficiarte de esta poderosa planta y tendrás una hermosa decoración en tu hogar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here