El cultivo de las cebollas

423

Actualmente la cebolla se encuentra con bastante facilidad en cualquier cocina ya que esta es un ingrediente que ponemos en la mayoría de nuestros platillos, pues funciona perfectamente como base para algunas salsas o sazonar la carne de nuestra preferencia, la cebolla es bastante versátil en cualquier tipo de cocina, y si esta se analiza para nuestra nutrición y salud, nos provee con muchos beneficios.

La cebolla pertenece a la familia de las liliáceas, esto la convierte en pariente directo de los espárragos y del ajo, gracias al a gran variedad de cebollas que existen podemos disfrutar de esta verdura sin ningún tipo de limitación en cualquier temporada a lo largo del año, pues algunas de estas soportan las temperaturas frías o demasiado cálidas.

El suelo para el correcto cultivo de las cebollas

El suelo para el correcto cultivo de las cebollas

Una ventaja muy grande para la cebolla es que crece sin muchas dificultades en cualquier tipo de suelo, lo único que requiere como cualquier hortaliza es que donde se encuentre sembrada deberá de tener una zona con un drenado rápido, para que esto funcione se recomienda que antes de que se siembre la cebolla, se deberá preparar la tierra con un azadón desde meses atrás, siempre procurando darle este cuidado aun después de sembrarla.

Un dato que debes tomar en cuenta si quieres realizar un crecimiento optimo en tus cebollas y te quieres tomar en serio este proyecto deberás revisar que el pH que tiene el suelo donde se encuentra la cebolla se encuentre de 6 a 6,8. En cuanto a mayores preparativos en el suelo sería el hecho de mezclar la tierra a utilizar con algunos fertilizantes orgánicos, esto se deberá de realizar al mismo tiempo que se prepara la tierra con azadón, meses antes de que se plante la cebolla. Ya que al realizar esto en el momento oportuno aseguras que en todo el sueño se distribuyan y absorban los nutrientes que aporta el fertilizante, ya que esto asegura que tu siembra en su etapa de crecimiento mediante sus raíces absorba todo lo que necesite.

Clima para el cultivo de la cebolla

Como te mencionamos en un principio la cebolla crece bastante bien a lo largo del año, pero si puedes aprovechar un clima con sol seria lo mas optimo para un desarrollo favorable para ti, de igual manera su resistencia al frio no le impedirá crecer, pero deberás evitar que se exponga a cambios de temperatura muy fuertes.

La siembra de las cebollas

Las cebollas pueden sembrarse mediante tres métodos distintos, los cuales serían:

  • Plantar la semilla en un huerto
  • Iniciar su siembra en un semillero para posteriormente trasplantar las cebollas después de 30 a 45 días, si es que las plantas cuentan con 15 centímetros o más de altura
  • Directamente en el suelo plantar los bulbos de la cebolla

La siembra de las cebollas

La forma más rápida y sencilla para plantar cebollas es con los bulbos, asi que te lo recomendamos bastante.

El cultivo de las cebollas

El cultivo de las cebollas

Siempre que se quiera cultivar una hortaliza se deberá realizar un continuo cuidado para quitar las malas hierbas que se puedan legar a desarrollar en nuestra siembre, pues estas hiervas que no planeamos le robaran recursos como lo son los nutrientes de nuestro fertilizante a nuestro cultivo principal. Así que debemos dar un mantenimiento periódico.

Una recomendación extra para nuestro cultivo es sobre el suelo, ya que este deberemos mantenerlo con una buena ventilación continua, esto se puede lograr fácil mente al pasar el azadón sobre este en lapsos de aproximadamente de 2 hasta 4 semanas, ya que con esto evitaremos que se forme una costra en la superficie del suelo, lo que podría intervenir la absorción del agua hacia las raíces.

El pasar nuestro azadón sobre nuestro cultivo deberemos hacerlo con calma y cuidado, pues solo se busca remover un poco la superficie, con lo cual intentaremos dañar las raíces de nuestras cebollas, pues si llegamos a causarles un daño, por muy pequeño que pueda parecerlo, estas podrían secarse.

Para que nuestro cultivo siempre se encuentre con las mejores condiciones, para que crezca nuestra planta, deberemos procurar que su suelo se mantenga drenado y azotado. De igual forma se debe evitar una sobre irrigación, pues si no tomamos un cuidado en esta parte las raíces de la cebolla se pudrirán, dañando a la cebolla.

Posibles plagas que puede tener la cebolla

En cuanto las hojas de nuestra cebolla se desarrollan, estas pueden llegar a ser atacadas por un número considerable de organismos, los principales serían los trípicos que son unos pequeños parásitos de color negro, los cuales se alimentan de la savia de nuestra planta. Estos parásitos son difíciles de detectar y eliminar, ya que se esconden en los distintos pliegues en el cuello de las hojas, y si su ataque es demasiado para nuestra planta o se presenta en etapa temprana le quitaran la vida al bulbo y este se pudrirá, así que se deben controlar de una forma inmediata y muy constante.

Otro de los posibles parásitos que se presentan en nuestra siembra seria la conocida mosca de la cebolla, esta puede repelerse de una forma bastante sencilla, esto sería plantando zanahorias que son repelentes naturales de este parasito a la par de nuestras cebollas, y esto nos daría un huerto mucho más activo.

Un enemigo bastante común es el mildiú lanoso, el cual pone las hojas de la cebolla de un color amarillento, si este no se trata a tiempo nuestro bulbo se pudrirá. Si este se presenta inmediatamente se debe de contrarrestar con cobre en cuanto sea posible.

Almacenamiento y recolección de las cebollas

Almacenamiento y recolección de las cebollas

Para recoger una cebolla se debe de realizar tirando de estas antes de que puedan florecer. En cuanto se doblen las hojas que salen de la tierra, este vegetal se puede consumir o almacenar en nuestro hogar.

En cuanto una cebolla sea recolectada esta preferentemente se debe de secar al sol durante un par de días, después de esto se pueden consumir sin ningún problema o se deben de almacenar en un lugar dentro de un lugar oscuro y fresco. El tiempo máximo para su consumo es alrededor de 4 meses dependiendo de el tipo de cebolla que se haya cultivado (las cebollas rojas duran menos de 4 meses, por ejemplo).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here