Una guía paso a paso para plantar, cultivar y cosechar la quinua.

550

La quinua es un pseudocereal rico en proteínas que ha arrasado en todo el mundo. La quinua se utiliza cada vez más en lugar del arroz en las comidas debido a su alto contenido en proteínas, fibra y su composición sin gluten. La flexibilidad de esta planta es especialmente atractiva para los vegetarianos.

platos con quinua

Es posible que la quinua sea más cara que otros cereales si se consume con frecuencia. El aumento del precio se debe a que es apreciada por su contenido en proteínas, y la demanda hace subir el precio. Por eso, muchos jardineros quieren saber cómo cultivar eficazmente la quinua en casa. No te sientas intimidado si quieres cultivar esta planta; no es difícil.

A pesar de que la quinua está clasificada como un grano, no pertenece a la misma familia que otros granos como el trigo o la avena. Tiene algo que ver con las espinacas. Las flores adquieren un precioso tinte carmesí o púrpura antes de echarse a sembrar, lo que las convierte en un atractivo arbusto que añade altura a su paisaje.

Tipos de quinua

La quinua viene en una variedad de formas y tamaños. Algunas son más decorativas que otras y crecen en una gran variedad de colores. Aquí tienes algunas ideas para empezar:

Biobío: Si quieres quinua con una temporada de crecimiento más corta, prueba con la Biobío. Esta variante roja tiene semillas blancas y es más pequeña que otras plantas. Es originaria de Chile. Tiene un buen rendimiento a pesar de su temprana madurez.

Brillante: Este tipo produce quinua comestible, pero sus colores vibrantes la convierten en una planta ornamental preferida para plantar en los bordes. Apenas alcanza un metro y medio de altura y viene en una variedad de tonos, incluyendo naranja, rosa, burdeos, blanco y amarillo.

leucocitaria: Una mezcla entre Oro de Valle y leucocitaria quinua, esta variedad es de color gamuza. Tiene una gran fuerza de varilla y eficacia.

Cereza y vainilla: Este cultivar produce racimos de flores de color crema a rosa, como sugiere su nombre. Las plantas alcanzan una altura de 3 a 5 pies y sirven como una atractiva frontera o frijol.

Vainilla de Francia: Esta planta tiene el color de un cucurucho de helado, como es de esperar. Está en lo cierto. Los tallos alcanzan una altura de 6 a 7 pies y tienen puntas anchas y uniformes. Las semillas son de color blanco o beige y proporcionan un excelente rendimiento.

los tipos de quinua

Áreas de cultivo de la quinua

Cómo cultivar la quinua

La quinua es un cereal originario de Sudamérica, pero puede cultivarse en cualquier lugar de las zonas de rusticidad de la USDA, de la 4 a la 10. Las temperaturas en las zonas inferiores a la 4 son demasiado frías durante demasiado tiempo. La quinua madura entre 90 y 120 días, así que asegúrate de que tu temporada de cultivo es lo suficientemente larga como para permitirlo. En junio, cuando las plantas empiezan a florecer, lo hacen mejor en zonas donde las temperaturas de verano no superan los 95 grados Fahrenheit (35 °C). La quinua puede resistir un ligero frío después de alcanzar la madurez, pero la congelación durante la fase de floración puede hacerla estéril.

Requiere luz solar.

La quinua crece mejor a pleno sol. Sin embargo, es esencial un poco de sombra durante las horas más calurosas del día.

Condiciones del suelo

La quinua puede crecer en una gran variedad de suelos, pero obtendrá los mejores resultados si la planta en tierra fértil y bien drenada para macetas. Asegure la tierra con una aplicación de fertilizante orgánico para garantizar que tiene suficientes nutrientes para mantener el crecimiento de la planta. La quinua es una planta que come mucho.

El rango de pH óptimo para este cereal es de 6,0-7,5, lo que indica que le favorecen los suelos entre ligeramente ácidos y neutros. Para conseguir el nivel de pH deseado, puedes utilizar turba o mantillo orgánico.

¿Cuál es el mejor momento para cultivar la quinua?

Como las plántulas de quinua son sensibles a las temperaturas frías, es mejor esperar a que pasen las últimas heladas de primavera antes de plantarlas. Las semillas germinan mejor a 60 grados Fahrenheit (15 °C) en el suelo. También es un acto de equilibrio asegurarse de plantar lo suficientemente temprano en la temporada para obtener una cosecha. Una cosecha tarda entre 90 y 120 días en madurar, así que hay que planificar con antelación.

¿Cuál es la mejor manera de cultivar quinua?

Empieza a aflojar y enmendar la tierra después de que haya pasado la última helada. Plante las semillas de quinua en hileras uniformes en el suelo. Una hilera de 15 metros debe cubrirse con un gramo de semilla. Las semillas sólo deben estar cubiertas por una fina capa de tierra. Mantén la tierra húmeda después de plantarlas para favorecer la germinación. Las semillas pueden tardar de 4 a 5 días en germinar. Al cabo de una semana, vuelve a plantar las que no hayan florecido.

Espaciamiento

Comienza a espaciar progresivamente las plántulas a 18 pulgadas (45 cm) de distancia cuando alcancen cuatro pulgadas (10 cm) de altura. La quinua es una planta alta, por lo que seguirá creciendo hacia arriba. La quinua crece hasta alrededor de 4 pies (1.2m) de altura en áreas secas, pero con el agua adecuada, puede alcanzar 8 pies (2.5m) de altura.

 

Quinua: Cómo cuidarla

La quinua es una planta tolerante a la sequía y resistente una vez cultivada. Echa un vistazo a todo lo que necesitas saber sobre el cuidado de la quinua.

La quinua

Riego

Riegue regularmente al principio. Durante las dos primeras semanas, la quinua necesita un suelo uniformemente húmedo para germinar y prosperar. Riegue las plantas durante los periodos de sequía mientras crecen y se establecen, pero deje que los primeros centímetros de tierra se sequen entre riegos. Durante la temporada de crecimiento, requiere aproximadamente 10 pulgadas (25 cm) de agua.

Fertilización

La quinua es endémica de la región andina de Sudamérica. Los cultivadores de la región andina rara vez utilizan fertilizantes y estiércol. En cambio, la quinua se planta en rotación con patatas u otros cereales para proporcionar a la tierra los nutrientes que necesita.

Es probable que usted se encuentre en una parte del mundo diferente a la de los Andes, con una fertilidad del suelo diferente. La quinua es un cultivo resistente que se beneficia de la fertilización nitrogenada. Sin embargo, hay que evitar aplicar demasiado nitrógeno. En presencia de un exceso de nitrógeno, el rendimiento se verá reducido. Al plantar, utilice un fertilizante común de 10-10-10. 4-6 semanas después de la plantación, abone el costado con fertilizante nitrogenado.

Trituración

Coloque varios centímetros de mantillo alrededor de las plantas de quinua una vez que las haya raleado a la distancia adecuada. Esto evitará el crecimiento de las malas hierbas. El mantillo retiene la humedad en el suelo y regula la temperatura de este, al tiempo que evita el desarrollo de las malas hierbas.

Desmalezar

La quinua germina y brota rápidamente, pero si está rodeada de malas hierbas, su crecimiento se verá frenado. Por ello, es fundamental mantener las malas hierbas a raya. El acolchado, como se ha indicado anteriormente, es eficaz, pero debe hacerse con precaución. A primera vista, la quinua se parece a la hierba del jardín. Asegúrate de que no estás eliminando la planta incorrecta y, en cambio, estás borrando la quinua.

Plantas acompañantes de la quinua

La quinua prospera en presencia de las siguientes plantas:

  • Judías
  • Eneldo
  • Ajo
  • Menta
  • La quinua no debe cultivarse cerca de los tomates (aunque son deliciosos cocinados juntos).

Platillo con quinua

Plagas y enfermedades comunes

La quinua cultivada en su entorno nativo, como muchas otras plantas, es resistente a las plagas y enfermedades. Las procedentes de Sudamérica pueden tener un pequeño surco, que se produce cuando la tierra que rodea la base de la planta empieza a separarse de ésta.

Puede tener otros problemas de plagas y enfermedades comunes si no se encuentra en Sudamérica. Estos son algunos de los problemas con los que podría encontrarse.

También vale la pena señalar que no se ha permitido el uso de plaguicidas en la quinua, dejando a los cultivadores orgánicos con sólo formas naturales y la prevención como opciones.

Los pulgones pueden encontrarse en el envés de las hojas, haciendo que se enrosquen y deformen. El aceite de neem puede utilizarse para matar a los pulgones. Para eliminar la plaga, los jardineros pueden introducir depredadores como las mariquitas y las larvas de crisopa verde.

Enrolladores de hojas de la col

Los enrolladores de la col, conocidos comúnmente como gusanos de la mano, son diminutas orugas verdes que se alimentan de la col y la quina. Puede ser difícil deshacerse de ellas una vez que se han establecido. Rota tus cultivos con regularidad para evitar que se enquisten, y elimina las que veas. Fomente la presencia de depredadores como los pájaros y los insectos beneficiosos. Para proteger los cultivos frágiles, se pueden utilizar coberturas en las hileras.

Las pulverizaciones de espinosa, piretrina y BTK pueden ayudar a controlar las infestaciones a medida que se expanden.

Mildiu

El mildiu será su mayor dificultad si reside en un lugar con mucha lluvia. En las hojas aparecerá una decoloración rosa y amarilla en zonas de forma irregular. Se pueden encontrar esporulaciones grises en la parte superior e inferior de las hojas.

Aumente la distancia entre las plantas para permitir una mejor circulación del aire para controlar el tizón tardío. En las alturas, no regar.

Los escarabajos pulga son un tipo de pulga.

Los escarabajos pulga, llamados así porque saltan de hoja en hoja, se alimentan de las hojas de quinua y cavan agujeros en ellas. Ignóralos si no tienes una infestación grave. No afectarán a la producción de semillas.

Una infestación enorme, en cambio, puede ser un problema importante. Para mantener a los adultos alejados de las plantas, coloca una manta flotante sobre ellas y espolvoréalas con ajo. También puedes hacer trampas untando vaselina en cartón y esparciendo los trozos por el jardín.

plagas de la quinua

Insectos del género Lygus

Los chinches del género Lygus dañan las flores y las semillas. Tienen el tamaño aproximado de la goma de un lápiz, son planos, ovalados y pequeños. El color de estos insectos va del verde pálido al marrón amarillento. Introduzca depredadores que sean útiles para el medio ambiente, como avispas parasitoides y arañas cangrejo.

Caracoles y babosas

Las babosas y los caracoles pueden hacer mucho daño. Hacen agujeros en los márgenes de las hojas y pueden consumir por completo un plantón en una sola noche. Para resolver el problema de los caracoles, utilice una técnica doble. Para empezar, elimine los lugares donde se esconden durante el día, como las zonas de maleza, las cubiertas del suelo, detrás de las rocas y las tablas, u otros espacios frescos y protegidos. A continuación, recoge a mano lo que veas, utiliza trampas para babosas y caracoles y haz una barrera con papel de cobre. Si esto no funciona, prueba a utilizar tierra de diatomeas y cebos orgánicos para babosas y caracoles.

Gusanos de alambre

Las larvas del gusano de alambre devoran las plantas jóvenes y se conocen como gusanos de alambre. Las plantas jóvenes se marchitan y mueren porque estos insectos se comen sus raíces. Las poblaciones de gusanos de alambre tienden a ser mayores en los suelos recién labrados. Plante sus semillas a una distancia uniforme y a la profundidad adecuada.

Moho de color blanco

Un hongo transmitido por el aire causa el moho blanco, a menudo conocido como oídio. Notarás tallos marchitos y posiblemente parches de moho blanco velloso en la base de las plantas, así como una apariencia empapada de agua. Un aerosol de ajo o bicarbonato de sodio espolvoreado sobre las plantas recién regadas puede ayudar a matar el hongo. Cultivar las plantas de quinua a una distancia suficiente entre sí, regar en la base de las plantas y mantener las malas hierbas fuera de su jardín también puede ayudar a prevenirlo.

Cosecha y almacenamiento de la quinua

Permitir que las plantas de quinua maduras resistan una ligera helada en otoño facilita la cosecha. Para saber cuándo llegará la primera helada del año, busca tu zona de rusticidad del USDA. Cuando la semilla es resistente a las heladas, está lista para ser cosechada entre 90 y 120 días después de la siembra.

Para empezar a cosechar, espera a que a las plantas se les empiecen a caer las hojas. Corta las cabezas de las semillas y dóblalas en un cubo. Lleve las semillas a un lugar seco. Utiliza una mano enguantada y una venda para tirar de la varilla hacia arriba. A continuación, dale una buena sacudida para sacar la mayoría de las semillas.

cultivar la quinua

Al soplar las pequeñas partículas de tierra y la cáscara se elimina la basura. También puede hacerlo frente a un ventilador, vertiendo la quinua de un recipiente a otro. A continuación, las semillas deben extenderse en un colador para que se sequen.

Una vez seca, la quinua debe guardarse en un recipiente hermético en un lugar fresco y oscuro. Si se mantiene refrigerada, durará unos seis meses.

Es importante recordar que hay que lavar la quinua antes de cocinarla y consumirla. Las semillas contienen una cubierta que repele las plagas, pero no son especialmente sabrosas para los humanos. El lavado es un procedimiento básico pero necesario.

Aunque el rendimiento varía en función de las condiciones de crecimiento, se debe cosechar una libra de quinua por cada 10 plantas.

La mayoría de la gente cree que los granos como la quinua no pueden ser cultivados en un jardín, sin embargo, están equivocados. La quinua es sencilla de cultivar en el clima y el suelo adecuados, por lo que es apta incluso para los jardineros más inexpertos. Teniendo en cuenta el elevado coste de la quinua en la tienda, cultivar la propia puede ayudarte a ahorrar dinero al tiempo que te enseña nuevas habilidades de jardinería. Manténganos informados de sus progresos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here