Ganado Equino. Que Es, Origen, Características, Reproducción Y Más

182

El ganado equino siempre ha estado unido a los humanos incluso desde muchos años antes de Cristo. Los caballos y los seres humanos interactúan en una amplia variedad de competiciones deportivas y actividades recreativas no competitivas, así como en actividades laborales como el trabajo policial, la agricultura, el entretenimiento y la terapia. Los caballos se utilizaron históricamente en la guerra, a partir de la cual se desarrollaron una gran variedad de técnicas de equitación y conducción, utilizando muchos estilos diferentes de equipo y métodos de control.

Muchos productos se derivan de los caballos, incluyendo carne, leche, cuero, pelo, hueso y productos farmacéuticos extraídos de la orina de yeguas embarazadas. Los humanos proporcionan a los caballos domesticados alimento, agua y refugio, así como la atención de especialistas como veterinarios y herradores.

Que es el ganado Equino

El ganado equino o simplemente caballo (Equus ferus caballus) es una de las dos subespecies existentes de Equus ferus. Se trata de un mamífero ungulado de dedos raros perteneciente a la familia taxonómica Equidae. El caballo ha evolucionado en los últimos 45 a 55 millones de años, de una pequeña criatura de varios dedos, Eohippus, a un gran animal de un solo dedo en la actualidad. Los humanos comenzaron a domesticar caballos alrededor del año 4000 a.C., y se cree que su domesticación fue generalizada en el año 3000 a.C.

Las hembras, llamadas yeguas, llevan a sus crías durante aproximadamente 11 meses, y un caballo joven, llamado potro, puede pararse y correr poco después de nacer. La mayoría de los caballos domesticados comienzan a entrenar en silla de montar o en arnés entre las edades de dos y cuatro años. Alcanzan el pleno desarrollo de los adultos a la edad de cinco años, y tienen una esperanza media de vida de entre 25 y 30 años.

Origen y domesticación del ganado Equino

La domesticación del caballo probablemente tuvo lugar en Asia Central antes del 3500 a.C. Se utilizan dos fuentes principales de información para determinar dónde y cuándo el caballo fue domesticado por primera vez y cómo se diseminó por todo el mundo. La primera fuente se basa en descubrimientos paleológicos y arqueológicos; la segunda fuente es una comparación del ADN obtenido de caballos modernos con el de huesos y dientes de restos de caballos antiguos.

Las primeras pruebas arqueológicas de la domesticación del caballo proceden de yacimientos de Ucrania y Kazajstán, que datan aproximadamente de los años 3.500-4.000 a.C. Para el año 3.000 a.C., el caballo estaba completamente domesticado y para el año 2000 a.C. se produjo un fuerte aumento en el número de huesos de caballo encontrados en asentamientos humanos en el noroeste de Europa, lo que indica la propagación de los caballos domesticados por todo el continente.

La evidencia más reciente, pero más irrefutable, de la domesticación proviene de sitios donde los restos de caballos fueron enterrados con carros en las tumbas de las culturas Sintashta y Petrovka alrededor del año 2100 a.C.

Características del ganado Equino

Los caballos han vivido en la Tierra durante más de 50 millones de años, según el Museo Americano de Historia Natural. Según la revista Científica Americana, los primeros caballos se originaron en Norteamérica y luego se extendieron a Asia y Europa. Los caballos que quedaron en América del Norte se extinguieron hace unos 10.000 años y fueron reintroducidos por los colonizadores europeos.

Se cree que los caballos fueron domesticados por primera vez en Asia entre los años 3000 y 4000 a.C., según la Universidad Estatal de Oklahoma. En aquel entonces, los caballos se utilizaban principalmente para la leche y la carne. Eventualmente, los caballos se unieron a los bueyes como una forma de transporte de animales.

Tamaño

Hay más de 400 razas diferentes de caballos. Los caballos pueden ser tan grandes como 69 pulgadas (175 centímetros) desde el casco hasta el hombro y pesar hasta 2,200 libras. (998 kilogramos). Los caballos pequeños también existen. Las razas más pequeñas de caballos pueden ser tan pequeñas como 30 pulgadas (76 centímetros) desde el casco hasta el hombro y pesar sólo 120 libras. (54 kg), según National Geographic.

Hábitat

Los caballos se encuentran en casi todos los países del mundo y en todos los continentes, excepto en la Antártida. Por ejemplo, el Abisinio se encuentra en Etiopía, el Budyonny viene de Rusia, el Deliboz es de Georgia y Armenia, el Egipcio viene de Egipto y el Colorado Rangerbred viene de las llanuras de Colorado, según la Universidad Estatal de Oklahoma.

Hábitos

Los caballos son animales muy sociales. Viven en grupos llamados rebaños. En la naturaleza, los caballos vivirán en rebaños que consisten de tres a 20 animales y son guiados por un macho maduro, el cual es llamado semental, de acuerdo a National Geographic. El resto del rebaño está formado por hembras y sus crías.

Dieta

Los caballos son herbívoros. Esto significa que sólo comen vegetación. Típicamente, los caballos comen hierba, pero los caballos domesticados son alimentados con salvado, avena enrollada, cebada y heno también. Un caballo bien alimentado come de 1 a 2 por ciento de su peso corporal en forraje, como hierba o heno, todos los días, según La Sociedad Humanitaria. A los caballos domesticados también se les dan bloques de sal y minerales para lamer.

Hijos

Los caballos tienen nacimientos vivos después de unos 11 meses de gestación. Algunas personas erróneamente llaman ponis a los caballos bebés. En realidad, los hijos de los caballos se llaman potros. Los ponis son caballos adultos que miden menos de 56 pulgadas (147 cm), según la Enciclopedia Británica. Los caballos de Shetland y Welsh son razas de ponis comunes.

Duración y etapas de la vida

Dependiendo de la raza, el manejo y el entorno, el caballo doméstico moderno tiene una esperanza de vida de 25 a 30 años. Atípicamente, algunos animales viven hasta los 40 años y, ocasionalmente, más allá. El registro verificable más antiguo fue “Old Billy”, un caballo del siglo XIX que vivió hasta los 62. En los tiempos modernos, Sugar Puff, que había sido incluido en la lista de los récords mundiales de Guinness como el poni viviente más antiguo del mundo, falleció en el año 2007 a la edad de 56 años.

La siguiente terminología se utiliza para describir a los caballos de diferentes edades:

Potros: Un potro de cualquier sexo de menos de un año de edad.

Yearling: Un caballo de cualquier sexo que tenga entre uno y dos años de edad.

Colt: Un error terminológico común es llamar “potro” a cualquier caballo joven, cuando en realidad el término sólo se refiere a los caballos jóvenes machos.

Potra: Un caballo hembra menor de cuatro años.

Yegua: Una hembra de cuatro años o más.

Semental: Un caballo macho no castrado de cuatro años o más.

Castrado: Un caballo macho castrado de cualquier edad.

Colores y marcas

Los caballos exhiben una amplia gama de colores de pelaje y marcas distintivas, descritas por un vocabulario especializado. Los caballos del mismo color pueden distinguirse entre sí por marcas blancas, que, junto con varios patrones de manchas, se heredan separadamente del color del pelaje.

Anatomía

El esqueleto del caballo tiene un promedio de 205 huesos. Una diferencia significativa entre el esqueleto del caballo y el de un humano es la falta de clavícula: las extremidades anteriores del caballo están unidas a la columna vertebral por un poderoso conjunto de músculos, tendones y ligamentos que unen el omóplato con el torso. Las patas y los cascos del caballo son también estructuras únicas. Los huesos de sus piernas tienen proporciones diferentes a las de un humano.

Cascos

El casco del caballo comienza con las falanges distales, el equivalente de la punta del dedo del pie humano, rodeado de cartílago y otros tejidos blandos especializados y ricos en sangre, como las láminas. La pared exterior del casco y el cuerno de la suela están hechos de queratina, el mismo material que una uña humana. El resultado final es que un caballo, con un peso promedio de 500 kilogramos (1,100 lb), viaja sobre los mismos huesos que un humano de puntillas.

Para la protección del casco bajo ciertas condiciones, algunos caballos tienen herraduras colocadas en sus pies por un herrador profesional. El casco crece continuamente, y en la mayoría de los caballos domesticados necesita ser recortado (y las herraduras reajustadas, si se usan) cada cinco a ocho semanas, aunque los cascos de los caballos salvajes se desgastan y vuelven a crecer a un ritmo adecuado para su terreno.

Dientes

Los caballos están adaptados al pastoreo. En un caballo adulto, hay 12 incisivos en la parte delantera de la boca, adaptados para morder el pasto u otra vegetación. Hay 24 dientes adaptados para masticar, los premolares y los molares, en la parte posterior de la boca. Los sementales y los castrados tienen cuatro dientes adicionales justo detrás de los incisivos, un tipo de dientes caninos llamados “colmillos”.

Algunos caballos, tanto machos como hembras, también desarrollan de uno a cuatro dientes vestigiales muy pequeños delante de los molares, conocidos como dientes de “lobo”, que generalmente se extraen porque pueden interferir con la mordida. Hay un espacio interdental vacío entre los incisivos y los molares donde la broca descansa directamente sobre las encías, o “barras” de la boca del caballo cuando el caballo está frenado.

Sentidos

Los sentidos de los caballos se basan en su condición de presa, donde deben estar siempre atentos a lo que les rodea, tienen los ojos más grandes que cualquier mamífero terrestre y tienen los ojos laterales, lo que significa que sus ojos están colocados a los lados de la cabeza. Esto significa que los caballos tienen un rango de visión de más de 350°, de los cuales aproximadamente 65° son binoculares y los restantes 285° monoculares. Los caballos tienen una excelente visión diurna y nocturna, pero tienen una visión bicolor o dicromática.

Su sentido del olfato, aunque mucho mejor que el de los humanos, no es tan bueno como el de un perro. Se cree que desempeña un papel clave en las interacciones sociales de los caballos, así como en la detección de otros olores clave en el medio ambiente. Los caballos tienen dos centros olfativos. El primer sistema se encuentra en las fosas nasales y la cavidad nasal, que analizan una amplia gama de olores. El segundo, situado debajo de la cavidad nasal, son los órganos vomeronasales, también llamados órganos de Jacobson.

La audición de un caballo es buena, y el pabellón auricular de cada oreja puede girar hasta 180°, lo que da la posibilidad de una audición de 360° sin tener que mover la cabeza. El ruido afecta al comportamiento de los caballos y ciertos tipos de ruido pueden contribuir al estrés: Un estudio realizado en 2013 en el Reino Unido indicó que los caballos de establo eran los más tranquilos en un entorno tranquilo, o si escuchaban música country o clásica, pero mostraban signos de nerviosismo cuando escuchaban jazz o rock.

Los caballos tienen un gran sentido del equilibrio, debido en parte a su capacidad de sentir su equilibrio y en parte a la propriocepción altamente desarrollada – el sentido inconsciente de dónde están el cuerpo y las extremidades en todo momento. El sentido del tacto de un caballo está bien desarrollado. Las áreas más sensibles son alrededor de los ojos, las orejas y la nariz. Los caballos son capaces de sentir el contacto tan sutil como un insecto aterrizando en cualquier parte del cuerpo.

Los caballos tienen un avanzado sentido del gusto, que les permite clasificar el forraje y elegir lo que más les gustaría comer, y sus labios prensiles pueden clasificar fácilmente incluso los granos pequeños. Los caballos generalmente no comen plantas venenosas, sin embargo, hay excepciones; los caballos ocasionalmente comen cantidades tóxicas de plantas venenosas incluso cuando hay alimentos saludables adecuados.

Comportamiento

El ganado equino son animales de presa con una fuerte respuesta de pelear o huir. Su primera reacción ante la amenaza es asustar y, por lo general, huir, aunque se mantendrán firmes y se defenderán cuando la huida sea imposible o cuando sus crías estén amenazadas. También tienden a ser curiosos; cuando se asustan, a menudo dudan un instante para averiguar la causa de su susto y no siempre huyen de algo que perciben como no amenazante. La mayoría de las razas de caballos ligeros fueron desarrolladas por su velocidad, agilidad, vigilancia y resistencia; cualidades naturales que se extienden desde sus ancestros salvajes. Sin embargo, a través de la cría selectiva, algunas razas de caballos son bastante dóciles, en particular ciertos caballos de tiro.

Inteligencia y aprendizaje

Los estudios han indicado que los caballos realizan una serie de tareas cognitivas a diario, enfrentándose a retos mentales que incluyen la adquisición de alimentos y la identificación de individuos dentro de un sistema social. Son curiosos por naturaleza y aptos para investigar cosas que no han visto antes. Los estudios han evaluado la inteligencia equina en áreas como la resolución de problemas, la velocidad de aprendizaje y la memoria. Los caballos sobresalen en el aprendizaje simple, pero también son capaces de utilizar habilidades cognitivas más avanzadas que implican la categorización y el aprendizaje de conceptos.

Patrones de sueño

Los caballos pueden dormir tanto de pie como acostados. En una adaptación de la vida en la naturaleza, los caballos pueden entrar en un sueño ligero utilizando un “aparato de estancia” en sus patas, lo que les permite dormitar sin colapsar. Los caballos duermen mejor cuando están en grupos porque algunos animales duermen mientras que otros hacen guardia para vigilar a los depredadores. Un caballo solo no dormirá bien porque su instinto es estar siempre atento al peligro.

Reproducción del ganado Equino

La gestación dura aproximadamente 340 días, con un rango promedio de 320-370 días y generalmente resulta en un potro; los gemelos son raros; los caballos son una especie precoz, y los potros son capaces de pararse y correr en poco tiempo después del nacimiento. Los potros generalmente nacen en la primavera. El ciclo estral de una yegua ocurre aproximadamente cada 19-22 días y ocurre desde principios de la primavera hasta el otoño. La mayoría de las yeguas entran en un periodo de anestro durante el invierno y por lo tanto no van en bicicleta en este periodo. Los potros son generalmente destetados de sus madres entre los cuatro y seis meses de edad.

Los caballos, especialmente los potros, a veces son físicamente capaces de reproducirse alrededor de los 18 meses, pero los caballos domésticos rara vez pueden reproducirse antes de los tres años, especialmente las hembras. Los caballos de cuatro años se consideran maduros, aunque el esqueleto normalmente continúa desarrollándose hasta los seis años; la maduración también depende del tamaño del caballo, la raza, el sexo y la calidad de la atención.

Los caballos más grandes tienen huesos más grandes; por lo tanto, no sólo los huesos tardan más tiempo en formar el tejido óseo, sino que las placas epifisarias son más grandes y tardan más tiempo en pasar del cartílago al hueso. Estas placas se convierten después de las otras partes de los huesos, y son cruciales para el desarrollo.

Galería de Imágenes

Alimentación y Nutrición del ganado Equino

Lo ideal es que los caballos tengan libre acceso a forrajes de heno y/o pasto con sal y agua a voluntad. A los caballos no se les debe ofrecer >0.5% de su peso corporal en concentrados con alto contenido de almidón/granos de azúcar (granos texturizados, pellets, o piensos extruidos) en una sola alimentación. Más que esto en una sola comida reduce la eficiencia digestiva y predispone a problemas como úlceras gástricas, resistencia a la insulina, laminitis y cólicos.

Debido a que los caballos son particularmente sensibles a las toxinas que se encuentran en los alimentos descompuestos, todos los granos y forrajes ofrecidos deben ser de buena calidad y estar libres de moho. Los granos deben almacenarse con un contenido de humedad de <13%. En áreas cálidas y húmedas, los inhibidores de moho pueden ayudar a reducir el deterioro de los alimentos. En contraste, los alimentos excesivamente secos y polvorientos tienden a iniciar o agravar los problemas respiratorios. Humedecer o remojar estos alimentos en agua antes de alimentarlos puede ayudar a aliviar este problema.

Pasto

Los buenos pastos proporcionan tanto una excelente fuente de nutrientes como la oportunidad de hacer ejercicio. El pasto debe mantenerse lo más libre de malezas posible mediante un corte o recorte regular. Una mezcla de leguminosas ofrece las ventajas de un buen suministro de nutrientes, persistencia y durabilidad. Las mezclas ideales varían según la región, y se deben seguir las recomendaciones locales de los especialistas. Sin embargo, algunos forrajes no deben ser utilizados para el pastoreo de caballos.

Heno

Los tipos comunes de heno que se usan para alimentar a los caballos incluyen tanto los henos de pasto, como el fleo, la broma, la bermuda costera o el huerto, como las leguminosas, como la alfalfa o el trébol. Las mezclas de leguminosas son generalmente de alto rendimiento y contienen considerablemente más proteínas, minerales y vitaminas que los pastos solos. Sin embargo, pueden ser más difíciles de curar en un clima cálido y húmedo y más propensos al moho.

Concentrados

Los concentrados incluyen todos los granos y subproductos con alto contenido de energía y/o proteínas (por ejemplo, salvado de trigo, harina de soja, salvado de arroz). El procesamiento de los granos antes de la alimentación es a menudo deseable para mejorar la disponibilidad de nutrientes. Sin embargo, los granos agrietados o laminados son más susceptibles al moho. Debido a las diferencias de densidad, los granos deben medirse por peso, no por volumen.

Otros suplementos

El salvado de trigo y el salvado de arroz son suplementos de subproductos que se dan comúnmente a los caballos. Sin embargo, ambos son muy altos en fósforo (>1.2%), y la proporción apropiada de calcio:fósforo debe mantenerse cuando se agrega cualquier forma de salvado a la dieta. El salvado de trigo no es laxante, contrario a la creencia popular, pero es extremadamente apetecible para los caballos y a menudo se utiliza como un “puré” húmedo para aumentar la ingesta de agua o enmascarar el sabor de otros suplementos.

La pulpa de remolacha, un subproducto de la industria de la remolacha azucarera, se añade a las raciones de los caballos como fuente de calorías y fibra. Contiene cantidades moderadas de calcio y proteína y puede ser alimentado con seguridad diariamente en cantidades mayores que los productos de salvado. La pulpa de remolacha desmenuzada debe ser remojada en agua antes de alimentar a los caballos. Los pellets de pulpa de remolacha no requieren remojo previo y a menudo se incluyen en las mezclas de concentrados.

Razas de ganado Equino

Las razas de caballos más populares del mundo pueden sorprenderle… o no. Hay tantas razas de caballos que se necesitaría un libro entero para cubrir el tema. Una raza para cada propósito, los caballos vienen en todas las formas, colores y tamaños. Sin embargo, a pesar de la dura y extensa competencia, un número de razas se han convertido en las favoritas de los círculos ecuestres. Aunque no podemos darle una hoja de trucos para todos ellos, aquí están algunos de los más comunes:

1.- Árabe

El caballo árabe ha sido durante mucho tiempo uno de los favoritos en todo el mundo. Procedente de la Península Arábiga, esta raza es fácil de ver con su forma característica de cabeza y su alto y orgulloso porte de cola. Se cree que es una de las razas más antiguas, y es conocida por su espíritu y resistencia. Los árabes se utilizan hoy en día en muchas disciplinas, incluyendo la occidental, la de silla de montar e incluso la de doma.

2.- Cuarto de Milla

Esta raza americana es posiblemente la raza más popular en los Estados Unidos, y la Asociación Americana de Caballos Cuarto de Milla (American Quarter Horse Association) es el registro de razas más grande del mundo. Conocido como la raza más rápida de caballos en distancias cortas, los caballos de cuarto de milla son muy populares tanto para la carrera como para la competición. A menudo se utilizan para la equitación de placer occidental y otros eventos occidentales como las carreras de barriles, el enlazamiento y el corte, pero también pueden hacer excelentes montajes de asientos de caza e incluso caballos de carreras.

3.- Pura sangre

Las granjas de caballos de pura raza son una vista común en las zonas rurales de Kentucky. El pura sangre es más conocido por su uso en las carreras de caballos. Desarrollada en Inglaterra en los siglos XVII y XVIII, esta raza tiene un gran espíritu y es conocida por su corazón. Son excelentes caballos de deporte, y se utilizan como cazadores y saltadores, y como monturas para la doma, el polo y la caza del zorro.

4.- Caminante de Tennessee

El Caminante de Tennessee es una raza de caballos cebados que se desarrolló en el sur de los Estados Unidos durante el siglo XVIII para su uso en granjas y plantaciones. Sus suaves aires, como el de un “paseo para correr” de cuatro tiempos, lo hacen cómodo para recorrer largas distancias, por lo que fue el caballo preferido de muchos generales de la Guerra Civil.

5.- Morgan

Compacto, valiente y agradable, el caballo Morgan es más conocido por su versatilidad. Una de las razas más antiguas desarrolladas en los Estados Unidos, todas las razas de Morgan tienen su origen en el padre de la fundación, Figure. Pequeños de estatura pero grandes de corazón, se utilizan hoy en día como caballos de montar y como caballos de tiro y sobresalen en las disciplinas occidentales y de silla de montar. El caballo Morgan es también el animal del estado de Vermont.

Enfermedades del ganado equino

La siguiente lista resume varias enfermedades equinas comunes e indica si existe una vacuna efectiva para proteger a su caballo.  También vea nuestras vacunas recomendadas para más información.

Influenza equina (“gripe”)

Esta enfermedad viral altamente contagiosa aparece repentinamente, es costosa de tratar y puede dejar a su caballo en una condición debilitada.  La influenza equina no puede ser transmitida a o desde caballos y humanos. Los síntomas incluyen fiebre, tos, secreción nasal y pérdida del apetito.  Los caballos infectados deben mantenerse en reposo completo para evitar complicaciones de infecciones bacterianas secundarias como la neumonía.  El virus mutará en nuevas cepas con el tiempo, y varias cepas distintas están circulando ahora en los estados unidos. Todos los caballos deben recibir una vacuna que contenga las cepas de influenza más actuales disponibles.

Rinoneumonitis / herpesvirus equino (ehv)

De los varios virus de herpes equinos identificados, el tipo 4 (ehv-4) y el tipo 1 (ehv-1) son los más importantes clínicamente.  La enfermedad se caracteriza por infecciones respiratorias, parálisis, abortos y, ocasionalmente, muerte en caballos jóvenes.  L vih es altamente contagioso y se propaga a través de las secreciones en aerosol, el contacto con caballos infectados y los utensilios de comida y agua contaminados.  Todos los caballos deben ser vacunados contra ehv-4 y ehv-1.  Para la protección contra el aborto en la yegua embarazada, vacunar a los 3, 5, 7 y 9 meses de embarazo para evh-1 con pneumobort-k.

Encefalomielitis equina (“enfermedad del sueño”)

Transmitida por mosquitos, la encefalomielitis equina es una enfermedad a menudo mortal que ataca el cerebro y el sistema nervioso central.  Los caballos afectados pueden perder el apetito, mostrar un comportamiento excitable o compulsivo y caminar ciegamente hacia los objetos.  Los caballos supervivientes pueden sufrir daños permanentes.  Hay tres cepas del virus.  Este (eee) es el más mortal, ya que mata entre el 75 y el 100% de los caballos infectados.  Western (wee) es más común y algo menos virulento.  Ambos eee y wee pueden ocurrir a través de los EE.UU., y los caballos deben ser vacunados contra ambos.  Se han emitido avisos de vacunación contra la cepa venezolana (vee) para los caballos en los estados del sur de estados unidos, especialmente los fronterizos con México.

Virus de la anemia infecciosa equina (eia)

La anemia infecciosa equina es una enfermedad viral potencialmente mortal.  No hay cura ni tratamiento efectivo para la eia.  La mayoría de los caballos infectados no presentan síntomas pero siguen siendo contagiosos de por vida, poniendo en peligro la salud de otros caballos. La eia se transmite por la sangre o por el paso a través de la placenta en la yegua preñada directamente al potro.  La transmisión sanguínea puede ocurrir a través de insectos chupadores de sangre como moscas de los caballos, moscas de los ciervos y mosquitos.  Los síntomas pueden incluir uno o más de los siguientes:  fiebre, depresión, disminución del apetito, fatiga, disminución de la resistencia o debilidad, pérdida rápida de peso.  Es una enfermedad de declaración obligatoria.

Virus del Nilo occidental

El virus del Nilo occidental (wnv) es un virus que se transmite principalmente por varias especies de mosquitos y que puede causar inflamación del cerebro y la médula espinal (encefalomielitis). El Wnv circula en la naturaleza entre aves y mosquitos.  Mientras que los signos clínicos del wnv pueden variar en alcance y severidad, los más frecuentes se observan en la coordinación, especialmente de las extremidades posteriores.  Depresión o sensibilidad aumentada a estímulos externos, tropiezos, arrastre de los dedos de los pies, inclinación hacia un lado y, en casos graves, parálisis de los cuartos traseros, decúbito, coma y muerte.  Otros signos clínicos que pueden observarse son fiebre, debilidad generalizada, deterioro de la visión, incapacidad para tragar y deambular sin rumbo.

Tétanos (“tétanos”)

El tétanos es causado por la bacteria clostridium tetani que entra en las heridas por alambre de púas, uñas caídas o incluso procedimientos quirúrgicos como la castración.  Los caballos afectados pueden sufrir espasmos musculares, fiebre alta, reacciones violentas al movimiento o ruido repentino, e incluso la muerte por asfixia.  La vacunación es la mejor prevención.

 Rabia equina

La rabia es una enfermedad viral invariablemente mortal contraída por la mordedura de un animal infectado. Se propaga principalmente por mapaches, murciélagos, zorrillos, zorros y coyotes, y es más común en el noreste de los EE.UU. Y en Texas. En un período de nueve años, se reportaron más de 500 casos de rabia equina en los EE.UU. Si se sospecha que hay rabia, llame a un veterinario de inmediato.  Se recomienda la vacunación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here