Los Aminoácidos. Cómo Se Clasifican, Funciones, Donde Se Encuentran Y Más

5477

El veinte por ciento del cuerpo humano está compuesto de proteínas. La proteína desempeña un papel crucial en casi todos los procesos biológicos y los aminoácidos son sus componentes básicos.

Una gran proporción de nuestras células, músculos y tejidos están formados por aminoácidos, lo que significa que realizan muchas funciones corporales importantes, como la estructura de las células. También juegan un papel clave en el transporte y almacenamiento de nutrientes. Los aminoácidos tienen una influencia en la función de los órganos, glándulas, tendones y arterias. Además, son esenciales para la curación de heridas y la reparación de tejidos, especialmente en los músculos, huesos, piel y cabello, así como para la eliminación de todo tipo de desechos producidos en relación con el metabolismo.

La importancia de los aminoácidos para el bienestar humano va en aumento.

Meirion Jones, un conocido periodista de la BBC, informó que a diferencia de años atrás, muchos médicos han confirmado que un suministro de aminoácidos (también a través de suplementos nutricionales) puede tener efectos positivos.

Un estudio reciente realizado en Alemania por el DAK reveló que las personas mayores, en particular, son más propensas a sufrir desnutrición. El grupo de aminoácidos tiene que ser correcto.

Jones cree que casi todas las enfermedades causadas por la civilización son el resultado de desequilibrios en nuestro metabolismo. El grupo de aminoácidos es responsable conjuntamente de lograr un metabolismo equilibrado.

El grupo de aminoácidos describe la cantidad total de aminoácidos libres disponibles en el cuerpo humano. El tamaño de la piscina es de alrededor de 120 a 130 gramos en un macho adulto. Si consumimos proteínas en la dieta, las proteínas en el tracto gastrointestinal se descomponen en aminoácidos individuales y luego se vuelven a unir como nuevas proteínas.

Este complejo proceso biológico se llama biosíntesis de proteínas. Todo el conjunto de aminoácidos se transforma o “intercambia” tres o cuatro veces al día. Esto significa que el cuerpo debe recibir más aminoácidos, en parte por biosíntesis de proteínas, en parte por la dieta o mediante el consumo de suplementos dietéticos adecuados.

El objetivo es que el grupo de aminoácidos esté completo y se mantenga en la combinación correcta. Si el uno o más aminoácidos no están disponibles en cantidades suficientes, la producción de proteínas se debilita y el metabolismo solo puede funcionar de manera limitada.

Las personas mayores no son las únicas a las que se aplica esto, ya que los jóvenes también pueden verse afectados por las consecuencias negativas de un suministro limitado de nutrientes.

Estos incluyen problemas de peso, pérdida de cabello, problemas de la piel, trastornos del sueño, cambios de humor y / o trastornos eréctiles, pero también artritis, diabetes, desequilibrio cardiovascular (niveles altos de colesterol, presión arterial alta) o incluso quejas de la menopausia.

La importancia de los aminoácidos para el bienestar humano va en aumento

 ¿Para qué sirven los aminoácidos?

Los aminoácidos y su importancia para el antienvejecimiento

La piel hermosa, las uñas firmes y el cabello brillante son símbolos de salud y belleza natural. Para mantenerlos de esta manera durante el mayor tiempo posible y para retrasar el proceso de envejecimiento, es importante el suministro de ciertos nutrientes.

Como la piel es un reflejo de nuestro metabolismo, es sensible a cualquier cambio que pueda ocurrir. Las reacciones alérgicas, las infecciones o la mala circulación y el suministro de oxígeno se reconocen rápidamente en la piel por una tez pálida, poros gruesos y flacidez.

La mezcla correcta de aminoácidos actúa como un tratamiento de reparación desde dentro. Esto ha sido confirmado por varios estudios que enfatizan la importancia que tienen los aminoácidos para mantener el cabello sano y la piel firme.

Los aminoácidos suministran nutrientes para nutrir la piel, el cabello y las uñas desde el interior del cuerpo. Este procedimiento fortalece el tejido conectivo y mantiene la piel suave y elástica, las uñas firmes y el cabello fuerte.

La creatina apoya las funciones de la piel y estimula la producción de colágeno.

La piel, que es el órgano más grande, requiere creatina para llevar a cabo sus funciones de manera efectiva. La creatina proporciona energía a las células y, por lo tanto, apoya la regeneración del tejido conectivo, las células y el metabolismo de la piel.

A medida que envejecemos, la división celular disminuye y, en lugar de cada 28 días, las células solo se renuevan cada 30 a 40 días (a partir de los 40 años). Esto reduce la cantidad de nuevas células que se necesitan para una apariencia juvenil.

El número de fibras de soporte en el tejido, colágeno y elastina, ya comienza a disminuir a partir de los 25 años. Los procesos de ensamblaje y degradación constantes se desplazan hasta que se descomponen más células de las que se producen. Los rayos UV, los radicales libres y los compuestos de oxígeno agresivos también dañan la piel, lo que hace que el tejido se debilita, la piel se vuelva menos elástica y se formen arrugas.

Las células que se suministran con creatina son capaces de reparar el ADN dañado. Además, la creatina puede proteger las células de sustancias dañinas al rodearlas con una película de agua. Esto permite que la piel reponga la humedad perdida. La importancia de la creatina para la formación de colágeno también es prominente.

Esta proteína endógena forma una red de fibra, protege el tejido conectivo y es responsable de una piel firme y ligamentos, tendones y cartílago fuertes. Por encima de todo, el colágeno aumenta la capacidad de almacenar agua en la piel. La creatina estimula la producción de colágeno endógeno. Esto permite que la piel conecte más humedad, se vuelva más gruesa y tenga una apariencia suave, fresca y sin arrugas.

Una dieta equilibrada es una condición previa para una piel sana. Un suministro de nutrientes importantes ralentiza el proceso de envejecimiento de la piel y apoya la regeneración de las células. Sin embargo, a menudo es el caso que nuestras dietas son desequilibradas o poco saludables. El consumo de café, nicotina o exceso de carne puede provocar hiperacidez. El ácido-base se desequilibra y las células y los tejidos se destruyen.

Los aminoácidos pueden contribuir significativamente a un equilibrio equilibrado ácido-base, al neutralizar los ácidos. Desafortunadamente, la disponibilidad de aminoácidos disminuye con la edad y se extraen cada vez más de sus propias tiendas. Los músculos y la piel pierden su elasticidad, lo que a menudo provoca la pérdida del cabello y la formación de arrugas.

La glutamina es el factor decisivo cuando se trata de regular el equilibrio ácido-base. Este aminoácido puede expulsar el amoníaco venenoso en los riñones. Una molécula básica de amoníaco combina un ácido protónico y se elimina. A través de esto, un ácido es expulsado del cuerpo, mientras que el bicarbonato se conserva, lo cual es beneficioso ya que es necesario para la neutralización endógena de los ácidos. La glutamina, por lo tanto, apoya la regulación del equilibrio ácido-base. También es importante para la piel firme.

Aunque el cuerpo puede producir glutamina, no es capaz de producirla en cantidades suficientes a medida que envejecemos. Las consecuencias son alarmantes ya que la sustancia es responsable de la producción de proteínas. Si no hay suficiente glutamina disponible, el cuerpo toma la proteína necesaria de los músculos y la convierte en glutamina y energía. Esto significa que la proteína muscular se pierde, las hebras musculares se adelgazan y la piel pierde su elasticidad. El envejecimiento de la piel se puede comparar con una planta que se seca y se seca. La glutamina puede ralentizar este proceso, por lo que los científicos se refieren a ella como la “fuente de la juventud desde adentro”.

La carnitina apoya la transferencia de grasa a energía

La cantidad de grasa en nuestros cuerpos aumenta a medida que envejecemos. Por eso es importante hacer deporte para mantenerse en forma. La carnitina también puede ayudar a controlar el peso, ya que mejora el transporte de ácidos grasos como combustible para quemarse.

Es por esto que a menudo se lo conoce como un “quemador de grasa”. Cuando se combina con el movimiento, la carnitina puede contribuir a una mayor tasa de quema de grasa. Es por esto que es un aspecto importante de los programas de acondicionamiento físico y bienestar.

¿Cuáles son las funciones de los aminoácidos?

Cada proteína tiene secuencias únicas de aminoácidos en su propia configuración retorcida. Las funciones de las proteínas son vastas y muchas, porque son prácticamente necesarias para todos los procesos celulares de funcionamiento fisiológico normal.

Hay 20 aminoácidos diferentes que se combinan para crear la impresionante variedad de versatilidad química de las proteínas. Los aminoácidos pueden ser esenciales, no esenciales o condicionales.

Se consideran esenciales cuando se requiere que sean ingeridos por la dieta, mientras que no son esenciales cuando el cuerpo puede hacerlos. Los aminoácidos condicionales son en su mayoría requeridos solo en ciertas circunstancias, como el estrés y la enfermedad.

Los aminoácidos pueden contribuir significativamente a un equilibrio equilibrado ácido-base, al neutralizar los ácidos. Desafortunadamente, la disponibilidad de aminoácidos disminuye con la edad y se extraen cada vez más de sus propias tiendas

Enzimas

Nueva técnica de secuenciación de proteínas podría revolucionar la investigación biomédica

Combinación de anticuerpos demostrados para causar artritis reumatoide.

Ciertos alimentos pueden ayudar a la propagación del cáncer de mama.

Además, se requieren condiciones óptimas de temperatura y pH para que una enzima funcione correctamente. Las enzimas se encuentran en cada órgano y célula de nuestro cuerpo, lo que incluye, en particular, la sangre y el tracto gastrointestinal.

Cómo se clasifican los aminoácidos

Los expertos clasifican los aminoácidos según una variedad de características, que incluyen si las personas pueden adquirirlos a través de la dieta. En consecuencia, los científicos reconocen tres tipos de aminoácidos:

  1. No esencial
  2. Esencial
  3. Condicionalmente esencial

Sin embargo, la clasificación como esencial o no esencial en realidad no refleja su importancia, ya que los 20 aminoácidos son necesarios para la salud humana.

Ocho de estos aminoácidos son esenciales (o indispensables) y no pueden ser producidos por el cuerpo. Son:

  • Leucina
  • Isoleucina
  • Lisina
  • treonina
  • Metionina
  • Fenilalanina
  • Valina
  • Triptófano

La histidina es un aminoácido que se clasifica como semi-esencial ya que el cuerpo humano no siempre lo necesita para funcionar correctamente; por lo tanto, las fuentes dietéticas de la misma no siempre son esenciales. Mientras tanto, los aminoácidos condicionalmente esenciales generalmente no son requeridos en la dieta humana, pero se vuelven esenciales bajo ciertas circunstancias.

Finalmente, los aminoácidos no esenciales son producidos por el cuerpo humano a partir de aminoácidos esenciales o a partir de descomposiciones de proteínas normales. Los aminoácidos no esenciales incluyen:

  • Asparagina
  • Alanina
  • Arginina
  • Ácido aspártico
  • Cisteina
  • Ácido glutámico
  • Glutamina
  • Prolina
  • Glicina
  • Tirosina
  • Serina

Una clasificación de aminoácidos adicional depende de la estructura de la cadena lateral, y los expertos reconocen estos cinco como:

  • Cisteína y metionina (aminoácidos que contienen azufre)
  • Asparagina, serina, treonina y glutamina (aminoácidos neutros)
  • Ácido glutámico y ácido aspártico (ácido); y arginina y lisina (básica)
  • Leucina, isoleucina, glicina, valina y alanina (aminoácidos alifáticos)
  • Fenilalanina, triptófano y tirosina (aminoácidos aromáticos)

Una clasificación final de aminoácidos se clasifica por la estructura de la cadena lateral que divide la lista de 20 aminoácidos en cuatro grupos, dos de los cuales son los grupos principales y dos que son subgrupos. Son:

  1. No polar
  2. Polar
  3. Ácido y polar.
  4. Básico y polar.

Por ejemplo, las cadenas laterales que tienen grupos hidrocarbonados alquilo o aromáticos puros se consideran no polares, y estos aminoácidos están compuestos de fenilalanina, glicina, valina, leucina, alanina, isoleucina, prolina, metionina y triptófano.

Mientras tanto, si la cadena lateral contiene diferentes grupos polares como amidas, ácidos y alcoholes, se clasifican como polares. Su lista incluye tirosina, serina, asparagina, treonina, glutamina y cisteína. Si la cadena lateral contiene un ácido carboxílico, los aminoácidos en la clasificación ácido-polar son ácido aspártico y ácido glutámico. Además, si la cadena lateral consiste en un ácido carboxílico y un polar básico, estos aminoácidos son la lisina, la arginina y la histidina.

Hay 20 aminoácidos diferentes que se combinan para crear la impresionante variedad de versatilidad química de las proteínas

Aminoácidos esenciales

Un aminoácido esencial, o aminoácido indispensable, es un aminoácido que el organismo no puede sintetizar de novo (desde cero) y, por lo tanto, debe suministrarse en su dieta. Los nueve aminoácidos que los humanos no pueden sintetizar son fenilalanina, valina, treonina, triptófano, metionina, leucina, isoleucina, lisina e histidina.

Otros seis aminoácidos se consideran condicionalmente esenciales en la dieta humana, lo que significa que su síntesis puede limitarse en condiciones patofisiológicas especiales, como la prematuridad en el lactante o en individuos con insuficiencia catabólica grave.

Estos seis son arginina, cisteína, glicina, glutamina, prolina y tirosina. Seis aminoácidos no son esenciales (prescindibles) en los seres humanos, lo que significa que se pueden sintetizar en cantidades suficientes en el cuerpo. Estos seis son alanina, ácido aspártico, asparagina, ácido glutámico, serina y selenocisteína. El aminoácido pirrolisina, considerado el 22, no es usado por los humanos; por lo tanto, no es esencial.

Aminoácidos ramificados

Los aminoácidos de cadena ramificada (BCAA), a saber, L-isoleucina, L-leucina y L-valina, son aminoácidos esenciales que no se pueden sintetizar en organismos superiores y son una nutrición importante para los seres humanos y el ganado.

También son valorados como intermedios sintéticos para productos farmacéuticos. Por lo tanto, la demanda de BCAA en las industrias de alimentos y productos farmacéuticos está aumentando continuamente. La producción de fermentación industrial tradicional de BCAA se realizó utilizando microorganismos aislados por mutagénesis aleatoria.

Una colección de estas cepas clásicas también fue científicamente útil para aclarar los detalles de las rutas biosintéticas de BCAA, que están estrechamente reguladas por la inhibición por retroalimentación y la atenuación transcripcional.

Sobre la base de esta comprensión del metabolismo de los BCAA, ahora es posible buscar cepas con mayor productividad de BCAA utilizando un diseño racional y técnicas avanzadas de biología molecular.

Además, los enfoques de biología de sistemas que utilizan información de omics aumentada ayudan a optimizar el flujo de carbono hacia la producción de BCAA. Aquí, describimos las rutas biosintéticas de los BCAA y su regulación y luego analizamos los microorganismos desarrollados para la producción de BCAA. Otros químicos, incluido el isobutanol, es decir, un biocombustible de segunda generación, se pueden sintetizar ramificando las vías biosintéticas de BCAA, que también se describen.

Cuándo se toman los aminoácidos

Todos necesitamos un suministro regular de aminoácidos esenciales para apoyar la salud y el metabolismo. Puede alcanzar ese objetivo incluyendo proteínas en cada comida. Incluso si participas activamente en actividades o deportes intensos, obtener sus aminoácidos en las comidas puede ser tan beneficioso como aumentar su ingesta antes y después del ejercicio,

Conceptos básicos de aminoácidos

Cuando consumes proteínas, se absorbe en el torrente sanguíneo en forma de aminoácidos. Luego, las células de todo el cuerpo utilizan los aminoácidos para reconstruir cualquier proteína específica que se necesite en ese momento.

Lo importante a recordar es que tu cuerpo no almacena aminoácidos, por lo que las células solo tienen acceso a un suministro limitado. Si le falta un solo aminoácido en el momento en que se necesita, no se puede producir la proteína. Obtener un suministro regular de todos los aminoácidos esenciales es la única manera de asegurarse de que tendrás lo que necesitas para fortalecer los músculos, crear enzimas para el metabolismo y construir y reparar tejidos.

Proteína de calidad en las comidas

Para la mayoría de las personas, la mejor manera de obtener aminoácidos es comer varias comidas en un horario regular, incluir proteínas en cada comida y consumir al menos la cantidad de proteínas recomendada por el Instituto de Medicina: 46 gramos diarios para las mujeres y 56 gramos para los hombres.

Cuando estás activo en actividades de resistencia o entrenamiento de resistencia para fortalecer los músculos, es posible que necesites más proteínas totales, pero el mismo concepto funciona para desarrollar músculos. Comer proteínas en cada comida estimula la síntesis de proteínas musculares durante las 24 horas más eficazmente que consumir la mayoría de las proteínas en una comida

Consumo de aminoácidos en atletas

El Colegio de Nutrición Deportiva recomienda consumir proteínas de calidad, que incluyen todos los aminoácidos esenciales, antes y después del ejercicio.

Estudios a corto plazo afirman que consumir aminoácidos esenciales cerca del momento de una sesión de entrenamiento puede aumentar la síntesis de proteínas musculares y prevenir la degradación de las mismas.

Se necesita más investigación, pero es posible que tu ingesta total de macronutrientes al final del día sea más importante que si la ingesta de aminoácidos se calcula en función del entrenamiento.

Aminoácidos de cadena ramificada

Los aminoácidos de cadena ramificada (leucina, isoleucina y valina) promueven la síntesis de proteínas musculares y ayudan a reducir el daño muscular durante el ejercicio.

Es posible que la leucina sea más recomendada que las demás porque necesita una cantidad mínima de leucina para estimular la síntesis de proteínas musculares.

Sin embargo, tomar solo leucina puede llevar al agotamiento de los demás, así que deben tomar los tres BCAA en lugar de solo uno. Algunos estudios sugieren tomar BCAA entre las comidas o después del ejercicio, pero puede obtener el mayor beneficio al consumir leucina solo en las comidas. Por supuesto, se necesita más investigación en personas en lugar de animales de laboratorio para determinar la mejor manera de tomar leucina.

Síntesis de aminoácidos

La síntesis de aminoácidos es el conjunto de procesos bioquímicos (rutas metabólicas) mediante los cuales los diversos aminoácidos se producen a partir de otros compuestos. Los sustratos para estos procesos son varios compuestos en la dieta o los medios de crecimiento del organismo.

No todos los organismos son capaces de sintetizar todos los aminoácidos. Los humanos son un excelente ejemplo de esto, ya que los humanos solo pueden sintetizar 11 de los 20 aminoácidos estándar (a.k.a. aminoácido no esencial), y en tiempos de crecimiento acelerado, la histidina, puede considerarse un aminoácido esencial.

Un problema fundamental para los sistemas biológicos es obtener nitrógeno en una forma fácilmente utilizable. Este problema es resuelto por ciertos microorganismos capaces de reducir la molécula de N≡N inerte (gas nitrógeno) a dos moléculas de amoníaco en una de las reacciones más notables en bioquímica. El amoníaco es la fuente de nitrógeno para todos los aminoácidos. Los esqueletos de carbono provienen de la vía glucolítica, la vía de fosfato de pentosa o el ciclo del ácido cítrico.

En la producción de aminoácidos, se encuentra un problema importante en la biosíntesis, a saber, el control estereoquímico.

Debido a que todos los aminoácidos, excepto la glicina, son quirales, las rutas biosintéticas deben generar el isómero correcto con alta fidelidad.

En cada una de las 19 vías para la generación de aminoácidos quirales, la estereoquímica en el átomo de carbono α se establece mediante una reacción de transaminación que involucra fosfato de piridoxal. Casi todas las transaminasas que catalizan estas reacciones descienden de un ancestro común, lo que demuestra una vez más que las soluciones efectivas a los problemas bioquímicos se mantienen a lo largo de la evolución.

Las vías biosintéticas a menudo están altamente reguladas, de modo que los bloques de construcción se sintetizan solo cuando los suministros son bajos.

Muy a menudo, una alta concentración del producto final de una ruta inhibe la actividad de las enzimas que funcionan temprano en la ruta. A menudo están presentes enzimas alostéricas capaces de detectar y responder a concentraciones de especies reguladoras.

Estas enzimas son similares en sus propiedades funcionales a la aspartato transcarbamoilasa y sus reguladores. La retroalimentación y los mecanismos alostéricos aseguran que los veinte aminoácidos se mantengan en cantidades suficientes para la síntesis de proteínas y otros procesos.

Una clasificación final de aminoácidos se clasifica por la estructura de la cadena lateral que divide la lista de 20 aminoácidos en cuatro grupos, dos de los cuales son los grupos principales y dos que son subgrupos

¿Dónde se encuentran los aminoácidos?

La proteína es uno de los nutrientes más importantes para el cuerpo humano y un poco de proteína puede hacer mucho para mejorar diversos aspectos de su salud. Desde la fuerza de su cuerpo hasta la de su cabello, piel y uñas, las cadenas de aminoácidos de la proteína realizan tareas vitales dentro de su cuerpo que lo convierten en un nutriente primordial para asegurarte de que reciba suficiente cantidad.

La proteína también es esencial para la función saludable de los neurotransmisores, junto con los niveles generales de energía. Si bien los carbohidratos y las grasas tienen su lugar en una dieta, casi todos saben que las proteínas son un nutriente que no debemos dejar de lado.

El trato real sobre los aminoácidos en una dieta basada en plantas.

Afortunadamente, todos los alimentos contienen un poco de proteína, y una gran variedad de alimentos de origen vegetal proporcionan muchos de los aminoácidos esenciales que antes se creía que solo existían dentro de los alimentos de origen animal.

Los aminoácidos esenciales son aminoácidos que son los componentes básicos de las proteínas que nuestro cuerpo no puede producir por sí solo. En otras palabras, si no los comemos, no tendremos suficiente de ellos. Pero el bistec, la carne de res, el pollo, los huevos, el cerdo y la leche no son las únicas fuentes de aminoácidos esenciales. Las plantas tienen un montón de ellos nuestros cuerpos pueden usar de la misma manera.

De los 22 aminoácidos que existen, nueve son esenciales y 11 no son esenciales. A continuación hay una lista de los nueve aminoácidos esenciales y los alimentos de origen vegetal que son una buena fuente de cada uno. Algunas fuentes de aminoácidos, como las semillas de chía y cáñamo, también ofrecen todos los aminoácidos esenciales, lo que los convierte en una proteína completa, aunque recuerde que todos los alimentos de origen vegetal pueden formar proteínas completas dentro del cuerpo una vez que se ingieren.

Esto es lo que hace cada aminoácido esencial y dónde encontrarlo.

Leucina

La leucina es uno de los mejores aminoácidos esenciales para estimular la fuerza muscular y el crecimiento, y también se conoce como un BCAA (aminoácido de cadena de marca). La leucina ayuda a regular el azúcar en la sangre al moderar la insulina en el cuerpo durante y después del ejercicio e incluso puede ayudar a prevenir y tratar la depresión por la forma en que actúa sobre los neurotransmisores en el cerebro.

Isoleucina

La isoleucina es otro BCAA similar a la leucina, sin embargo, con algunas responsabilidades diferentes. Es una forma aislada de leucina que ayuda específicamente al cuerpo a producir energía y hemoglobina.

También es vital ayudar en el crecimiento de nitrógeno dentro de las células musculares, especialmente en los niños.

Las fuentes vegetales incluyen: centeno, soja, anacardos, almendras, avena, lentejas, frijoles, arroz integral, col, semillas de cáñamo, semillas de chia, espinacas, calabaza, semillas de calabaza, semillas de girasol, semillas de sésamo, arándanos, quinoa, arándanos, manzanas y kiwis.

Lisina

La lisina es responsable del crecimiento adecuado y de la producción de carnitina (un nutriente responsable de convertir los ácidos grasos en combustible para reducir el colesterol).

También ayuda al cuerpo a absorber el calcio para una mayor resistencia ósea y también ayuda en la producción de colágeno. Es vital obtener la cantidad suficiente de este aminoácido, ya que la deficiencia puede provocar náuseas, depresión, fatiga, agotamiento muscular e incluso osteoporosis.

Las buenas fuentes de lisina basadas en plantas incluyen: frijoles (los mejores), berros, semillas de cáñamo, semillas de chía, espirulina, perejil, aguacates, proteína de soja, almendras, anacardos y algunas legumbres con lentejas y garbanzos son dos de los mejores.

Metionina

La metionina ayuda a formar cartílago en el cuerpo mediante el uso de azufre. El azufre es un mineral esencial para la producción de cartílago óseo y ningún otro aminoácido contiene azufre aparte de la metionina.

Las personas que no comen suficientes alimentos que contienen azufre para producir metionina en el cuerpo pueden sufrir artritis, tejido dañado y mala curación.

La metionina también ayuda en la producción de crecimiento muscular y la formación de creatina, necesaria para la energía celular óptima.

Buenas fuentes de azufre a base de plantas incluyen: mantequilla de semillas de girasol y semillas de girasol, semillas de cáñamo, semillas de chía, nueces de Brasil, avena, algas, trigo, higos, arroz de grano entero, frijoles, legumbres, cebollas, cacao y pasas.

Fenilalanina

Este aminoácido viene en tres formas: L-fenalinalina (una forma natural que se encuentra en la proteína) y D-fenalinalina (una forma producida por un laboratorio), y DL fenalinalina (una combinación de ambas formas).

Siempre coma fuentes basadas en alimentos antes de elegir suplementos o productos alimenticios enriquecidos con una versión derivada de laboratorio de este aminoácido.

La fenilalanina es importante en el cuerpo porque se convierte en tirosina una vez ingerida, que es otro aminoácido que se necesita para producir proteínas, químicos del cerebro y hormonas tiroideas. No obtener suficiente cantidad de este aminoácido puede causar niebla cerebral, falta de energía, depresión, falta de apetito o problemas de memoria.

Las buenas fuentes incluyen: espirulina y otras algas, calabaza, frijoles, arroz, aguacate, almendras, cacahuetes, quinoa, higos, pasas, hojas verdes, la mayoría de las bayas, aceitunas y semillas.

Treonina

La treonina respalda la salud de un sistema inmunológico saludable, el corazón, el hígado y el sistema nervioso central. También ayuda a mantener un equilibrio de proteínas dentro del cuerpo para ayudar en la reparación general, la energía y el crecimiento.

Este aminoácido también ayuda a los tejidos conectivos y las articulaciones del cuerpo en buena salud al producir glicina y serina en el cuerpo, dos aminoácidos esenciales necesarios para tener huesos, piel, cabello y uñas saludables.

En el hígado, ayuda con la digestión de ácidos grasos para prevenir la acumulación de ácidos grasos y la insuficiencia hepática. Las fuentes más altas de este aminoácido son: berros y espirulina (que incluso exceden la carne), calabaza, verduras de hoja verde, semillas de cáñamo, semillas de chía, semillas de soja, semillas de girasol y mantequilla de girasol, almendras, aguacates, higos, pasas, quinoa y el trigo. Los granos germinados también son excelentes fuentes de este aminoácido.

Triptófano

Conocido como el aminoácido relajante, el triptófano es vital para un sistema nervioso sano y la salud del cerebro, junto con el sueño, el crecimiento y la reparación muscular y la función general del neurotransmisor. Es uno de los aminoácidos más prominentes que se encuentran en el pavo, la leche y el queso que hacen que esos alimentos lo hagan sentir somnoliento y relajado.

El triptófano también se convierte en serotonina una vez en el cerebro, lo que crea una sensación de felicidad ligada a niveles más bajos de estrés y depresión. Es mejor no consumir fuentes de leche y queso (o pavo) para el contenido de triptófano siempre que tenga la oportunidad. Los alimentos para animales promueven la inflamación y hay miles de fuentes vegetales que puedes elegir.

Las fuentes de origen vegetal que incluyen altas cantidades de triptófano incluyen: avena y salvado de avena, algas marinas, semillas de cáñamo, semillas de chia, espinacas, berros, soja, calabaza, batatas, perejil, frijoles, latidos, espárragos, champiñones, lechugas, hojas verdes, frijoles, aguacate, higos, calabaza de invierno, apio, pimientos, zanahorias, garbanzos, cebollas, manzanas, naranjas, plátanos, quinoa, lentejas y guisantes.

Valina

La valina es otro BCAA necesario para el óptimo crecimiento y reparación muscular. También es responsable de la resistencia y el mantenimiento general de la buena salud muscular. Las altas fuentes de valina incluyen: frijoles, espinacas, legumbres, brócoli, semillas de sésamo, semillas de cáñamo, semillas de chía, soja, cacahuetes, granos enteros, higos, aguacate, manzanas, granos y semillas germinados, arándanos, naranjas y albaricoques.

Histidina

Este aminoácido ayuda a transportar los neurotransmisores (mensajeros químicos) al cerebro y también ayuda a la salud muscular en general dentro de cada célula muscular. Incluso ayuda a desintoxicar el cuerpo al producir glóbulos rojos y blancos necesarios para la salud general y la inmunidad. No obtener suficiente histidina puede provocar artritis, disfunción sexual e incluso sordera. También puede hacer que el cuerpo sea más susceptible al virus del SIDA. Buenas fuentes de histidina a base de plantas incluyen: arroz, trigo, centeno, algas, frijoles, legumbres, melón, semillas de cáñamo, semillas de chía, alforfón, papas, coliflor y maíz.

¿Qué cantidad de aminoácidos necesitas?

Entonces, ¿cuánta proteína necesitas? Cada persona es diferente según sus objetivos de entrenamiento o sus objetivos generales de estilo de vida. Si estás comiendo una dieta vegana, usa esta práctica calculadora en línea para ver cuánto es suficiente y para averiguar las mejores fuentes y consulte el Grupo de Recursos Vegetarianos para obtener más información sobre las proteínas en una dieta vegana.

En general, comer una amplia variedad de alimentos integrales a base de plantas le proporcionará todos los aminoácidos esenciales que tu cuerpo necesita para un crecimiento, reparación y salud óptimos. Siéntete libre de hacer tus propias barras de proteínas veganas, e incluso omitir las proteínas en polvo compradas en la tienda haciendo su propia casa. Obtener proteínas en una dieta vegana es versátil y fácil, así que aprovecha estos alimentos como puedas.

Importancia de los aminoácidos para los seres vivos

Los aminoácidos son compuestos orgánicos simples hechos de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y, en algunos casos, azufre. Los mismos se unen para formar moléculas de proteínas, los bloques de construcción básicos de todos los seres vivos.

Los aminoácidos pueden variar ampliamente. Solo unos 20 aminoácidos son comunes en humanos y animales, con 2 adicionales en algunas especies animales. Hay más de 100 aminoácidos menos conocidos que se encuentran en otros organismos vivos, particularmente las plantas.

Los primeros pocos aminoácidos fueron descubiertos a principios del siglo XIX. Aunque los científicos determinaron que los aminoácidos eran compuestos únicos, no estaban seguros de su significado exacto. Los científicos no entendieron su importancia en la formación de proteínas, compuestos químicos responsables de la estructura y función de todas las células, hasta la primera parte del siglo XX.

Una característica importante de los aminoácidos es su capacidad para unirse en cadenas. Las cadenas pueden contener desde 2 hasta 3,000 unidades de aminoácidos. Los aminoácidos se convierten en proteínas cuando 50 o más se unen en una cadena.

Todos los millones de proteínas diferentes en los seres vivos están formados por la unión de solo 20 aminoácidos. Al igual que las 26 letras del alfabeto que se unen para formar diferentes palabras, los 20 aminoácidos se unen en diferentes combinaciones y secuencias para formar una gran variedad de proteínas. Pero mientras que la mayoría de las palabras están formadas por aproximadamente 10 letras o menos, las proteínas están formadas por 50 a más de 3,000 aminoácidos.

Debido a que cada aminoácido se puede usar muchas veces a lo largo de la cadena y debido a que no hay restricciones en la longitud de la cadena, el número de combinaciones posibles para la formación de proteínas es realmente enorme.

El orden de los aminoácidos en la cadena, sin embargo, es extremadamente importante. Así como no todas las combinaciones de letras tienen sentido, no todas las combinaciones de aminoácidos hacen que las proteínas funcionen.

Algunas combinaciones de aminoácidos pueden causar problemas serios. La anemia de células falciformes es una enfermedad grave, a veces mortal, causada por la sustitución de un solo aminoácido por uno diferente en la sexta posición desde el final de la cadena de proteína en la molécula de hemoglobina, la partícula que transporta oxígeno en los glóbulos rojos.

Necesidad humana de aminoácidos

Los 20 aminoácidos requeridos por los humanos para producir proteínas son necesarios para el crecimiento y reparación de tejidos, glóbulos rojos, enzimas y otros materiales en el cuerpo.

Doce de estos aminoácidos, llamados aminoácidos no esenciales, se pueden producir dentro del cuerpo. Los otros ocho, llamados aminoácidos esenciales, no pueden ser producidos por el cuerpo y deben obtenerse de la dieta. Las proteínas de origen animal (carne, huevos, leche, queso) contienen todos los aminoácidos esenciales. A excepción de la soja, las proteínas vegetales no tienen todos los aminoácidos esenciales. Las combinaciones de diferentes vegetales, sin embargo, forman una fuente completa de aminoácidos esenciales.

Composición de los aminoácidos

La composición de aminoácidos de las sedas permite modificaciones químicas fáciles para promover la selectividad en las características de la superficie y para controlar las interacciones de las células y los tejidos, según lo revisado. Por ejemplo, la química tradicional de la carbodiimida se puede explotar para adjuntar dominios de unión celular, RGD, a través de las cadenas laterales ácidas en aproximadamente el 1% de los aminoácidos en la fibroína de seda.

Para grados más altos de sustitución, se han desarrollado reacciones de acoplamiento de diazonio para explotar los grupos hidroxilo tirosina> 5% como sitios para modificaciones químicas. Por lo tanto, cualquiera de los formatos de material revisados brevemente pueden funcionalizarse superficialmente para controlar aún más las interacciones de proteínas y células.

Estructura de apoferritina y función biológica

Se han aislado apoferritinas con diferentes composiciones de aminoácidos de eucariotas y procariotas. Las similitudes de secuencia de ferritinas libres de hemo y bacterioferritinas que contienen hemo pueden caer por debajo del 20%.

Sin embargo, sus estructuras de proteínas cuaternarias son casi idénticas, lo que sugiere que una evolución molecular convergente dentro de diferentes grupos de organismos ha llevado independientemente a una solución óptima para la disponibilidad de un almacenamiento de hierro temporal móvil.

Si bien el efecto fisiológico general de la ferritina que se origina a partir de diferentes organismos puede diferir, claramente funciona como un depósito de hierro en la escala molecular, debido a varias características notables:

  • La apoferritina crea un espacio confinado que, en última instancia, restringe el tamaño máximo de la fase mineral que crece hacia adentro.
  • Varios residuos aniónicos inducen una carga neta negativa en la superficie interna de la proteína que compensa las cargas superficiales positivas de las especies policatiónicas de Fe (III) oxihidróxido formadas inicialmente;
  • La subunidad de ferritina de la cadena H contiene un centro de ferroxidasa que cataliza la oxidación de Fe (II) por el oxígeno molecular para producir Fe (III);
  • La subunidad de ferritina de la cadena L contiene residuos de ácido glutámico en estrecha proximidad que apuntan hacia la cavidad central, actuando así posiblemente como un sitio activo para la nucleación de cristales;
  • La apoferritina es compatible con la transferencia de electrones de largo alcance a través de la capa proteica, lo que permite una rápida liberación reductora de iones Fe (II) del mineral de oxihidróxido de Fe (III) altamente insoluble.

La apoferritina está formada por 24 subunidades estructuralmente complementarias que se autoensamblan para formar una cubierta hueca de un diámetro exterior aproximado de 11 nm.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here