Biotecnología En La Agricultura: Qué Es, Importancia, Beneficios, Riesgos, Avances Y Aportes

163

Desde hace siglos, los científicos y los criadores han estado desarrollando características indeseables en plantas y animales, una práctica conocida como biotecnología. La fermentación y la elaboración de la cerveza, la fabricación de quesos duros y la producción de penicilina y detergentes son ejemplos de los resultados de esta tecnología.

En pocas palabras, la biotecnología es la modificación de una planta, animal o microorganismo para lograr ciertas características deseables. Se utiliza especialmente en la agricultura de plantas y animales, la industria y la medicina para producir cepas aptas para la supervivencia. Recientemente, los científicos han comenzado a trabajar en los genes que se encuentran en los organismos para hacer biotecnología en plantas y animales.

¿Qué es la biotecnología en la agricultura?

Biotecnología es la disciplina de más rápido crecimiento de la biología impulsada por la creciente demanda de alimentos y combustible en un entorno más limpio y más verde.

En general, la biotecnología abarca una amplia gama de tecnologías que utilizan sistemas vivos para producir productos y servicios útiles.

La integración de la biotecnología en el sistema agrícola es fundamental para utilizar mejor los recursos limitados, aumentar los rendimientos agrícolas y disminuir los efectos perjudiciales del uso de pesticidas y fertilizantes químicos.

La biotecnología agrícola es un campo de la ciencia agrícola que utiliza herramientas de biología celular y molecular para mejorar la composición genética y el manejo agronómico de cultivos y animales. Es el uso de diferentes técnicas científicas para modificar plantas y animales. Las características indeseables como la susceptibilidad a las enfermedades y la baja productividad se eliminan. Si hay una característica particular de la cual la planta o el animal pueden beneficiarse, puede ser criado usando un gen que contenga la característica.

La biotecnología ha sido especialmente beneficiosa para mejorar la productividad agrícola y aumentar la resistencia de las plantas a las enfermedades. Los científicos hacen esto estudiando el ADN. Primero identifican el gen que sería beneficioso para la planta o el animal, luego trabajan con las características conferidas de manera precisa para lograr el resultado deseado.

Biotecnología es la disciplina de más rápido crecimiento de la biología impulsada por la creciente demanda de alimentos y combustible en un entorno más limpio y más verde

Hay muchas técnicas de biotecnología empleadas por los científicos e investigadores en esta disciplina, que incluyen ingeniería genética, selección asistida por marcadores, hibridación, cultivo de tejidos vegetales, tecnología de biofertilizantes, tecnología de inseminación artificial, diagnóstico de enfermedades de plantas y ganado, así como producción de vacunas.

Importancia de la biotecnología en la agricultura

La biotecnología vegetal complementa los esfuerzos de fitomejoramiento al aumentar la diversidad de genes y germoplasma disponibles para su incorporación a los cultivos y al reducir significativamente el tiempo requerido para la producción de nuevos cultivares, variedades e híbridos.

Quizás el atributo más convincente de la aplicación de la biotecnología vegetal a la agricultura es su relevancia tanto para ayudar a garantizar la disponibilidad de suministros ambientalmente sostenibles de alimentos seguros, nutritivos y asequibles para los países desarrollados; y proporcionar una tecnología económicamente viable y de fácil acceso para abordar las necesidades de producción de alimentos primarios en el mundo en desarrollo.

La necesidad de nuevas tecnologías agrícolas, en general, está impulsada por dos requisitos sociales distintos y, a veces, contradictorios: garantizar un suministro de alimentos seguro, nutritivo y asequible para el planeta y, al mismo tiempo, minimizar los impactos ambientales negativos de los alimentos. Se estima que la población mundial se duplicará en los próximos 40 años, hasta superar los 10 mil millones.

La combinación de aumento de la población, la disminución en la disponibilidad de tierra cultivable y la necesidad de mejoras en la calidad de la ingesta alimentaria en muchos países en desarrollo significa que la producción agrícola tendrá que duplicarse, o incluso triplicarse, por acre para satisfacer esta necesidad

Al mismo tiempo, las preocupaciones de la sociedad sobre el impacto ambiental de ciertas prácticas agrícolas restringirán cada vez más los tipos de herramientas que pueden usarse en la producción de cultivos.

¿Cómo evolucionarán los sistemas agrícolas para el año 2030 para satisfacer estas necesidades? ¿Cómo aumentamos la eficiencia productiva de las tierras cultivadas existentes sin dañar irreversiblemente el planeta? La respuesta es engañosamente directa: la inversión y el desarrollo de nuevas tecnologías agrícolas es absolutamente fundamental para una agricultura sostenible para el futuro.

Las tecnologías agrícolas actuales, como el fitomejoramiento y la investigación y desarrollo de agroquímicos (I&D), seguirán desempeñando un papel importante para garantizar un suministro de alimentos abundante y seguro. Las prácticas de gestión agrícola ecológicamente sensibles y económicas también desempeñarán un papel importante. Se requerirán avances en todas estas áreas para satisfacer las necesidades mundiales de producción de alimentos.

La biotecnología vegetal es especialmente importante en este sentido porque es:

  1. Una nueva herramienta que puede impactar significativamente la productividad de los cultivos;
  2. Compatible con prácticas agrícolas sostenibles y ambientalmente racionales;
  3. Un enfoque no intensivo de capital que beneficiará a la agricultura en los países en desarrollo; y
  4. Una fuente de genes y rasgos de valor agregado que aumentará la productividad y la rentabilidad de los agricultores.

Beneficios de la biotecnología en la agricultura

La biotecnología agrícola beneficia a los granjeros y al medio ambiente. En respuesta al informe que critica el uso de herbicidas y pesticidas y los precios de las semillas de biotecnología

RESUMEN:

El Centro Orgánico (TOC), la Unión de Científicos Preocupados (UCS) y el Centro para la Seguridad Alimentaria (CFS) publicaron un informe en El 17 de noviembre de 2009, dijo que el uso de maíz, soja y algodón genéticamente modificados ha promovido un mayor uso de pesticidas, una epidemia de malezas resistentes a los herbicidas y más residuos químicos en los alimentos.

Los grupos también afirman que los agricultores se están volviendo cada vez más críticos con los cultivos transgénicos debido al aumento drástico de los precios de las semillas biotecnológicas y las malezas cada vez más resistentes. Según el informe, el uso de herbicidas creció en 383 millones de libras de 1996 a 2008, con un 46 por ciento del aumento total en 2007 y 2008.

La integración de la biotecnología en el sistema agrícola es fundamental para utilizar mejor los recursos limitados, aumentar los rendimientos agrícolas y disminuir los efectos perjudiciales del uso de pesticidas y fertilizantes químicos

Los agricultores se benefician de las semillas de biotecnología agrícola

Décadas de evidencia documentada demuestran que la biotecnología agrícola es una tecnología segura y beneficiosa que contribuye a la sostenibilidad ambiental y económica. Los agricultores eligen cultivos biotecnológicos porque aumentan el rendimiento y reducen los costos de producción. Los agricultores obtienen un mayor rendimiento financiero al utilizar prácticas agrícolas más respetuosas con el medio ambiente mediante el uso de la biotecnología agrícola.

Las variedades de biotecnología han reducido drásticamente la dependencia de los agricultores en las aplicaciones de pesticidas: desde 1997, el uso de pesticidas en la superficie de cultivos biotecnológicos mundiales se ha reducido en 790 millones de libras, una reducción del 8,8 por ciento.  A través de la biotecnología, herbicidas más especializados han sido reemplazados por un número menor de compuestos más seguros y de amplio espectro con impactos ambientales reducidos.

Los fabricantes de productos herbicidas brindan orientación a los agricultores sobre cómo evitar el desarrollo de la resistencia de las malezas a sus productos herbicidas. Debido a que los agricultores valoran estos productos, emplean estos métodos de administración para garantizar que puedan continuar utilizando estos productos de manera efectiva en el futuro. La resistencia a las malezas también puede ocurrir con los cultivos convencionales si los agricultores no usan herbicidas como se indica.

Los científicos de malezas de todo el mundo están controlando cuidadosamente las poblaciones de malezas que están desarrollando resistencia a herbicidas específicos. Según ellos, muy pocas malezas parecen ser resistentes al glifosato, y estas malezas tienden a existir en pequeñas poblaciones aisladas.

Con un mejor control de las malezas, las plantas son más saludables y no tienen que competir por los nutrientes del suelo. Las plantas más sanas dan como resultado un rendimiento mejorado.

Beneficios para el medio ambiente

Gracias a la biotecnología, los agricultores han adoptado sistemas de labranza reducida o no, que utilizan el control de malezas herbicidas en lugar de arar. Esto está brindando beneficios importantes en forma de una mejor salud del suelo y retención de agua, reducción de escorrentía, conservación de combustible, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y almacenamiento de carbono más eficiente en el suelo.

Los agricultores que no usan semillas tolerantes a herbicidas no son tan propensos a utilizar prácticas de no labranza. La demanda de biotecnología agrícola continúa creciendo. La biotecnología agrícola brinda beneficios significativos y tangibles para los agricultores, incluyendo un aumento en el rendimiento de los cultivos y menores costos de insumos.

Los agricultores estadounidenses han adoptado cultivos genéticamente modificados (GE) ampliamente desde su introducción en 1996, especialmente las variedades de maíz, algodón y soja. A partir del 1 de julio de 2009: la adopción de soya GE es del 91 por ciento. La adopción de todo el algodón de GE alcanzó el 88 por ciento. La adopción de todo el maíz biotecnológico subió al 85 por ciento.

La biotecnología ha sido especialmente beneficiosa para mejorar la productividad agrícola y aumentar la resistencia de las plantas a las enfermedades

Además, la industria estima que la adopción de remolacha azucarera biotecnológica es superior al 90 por ciento. Se estima que la adopción de papayas biotecnológicas es superior al 70 por ciento. Estas estadísticas de adopción muestran que los agricultores de EE. UU. prefieren las variedades biotecnológicas a los cultivos convencionales, que requieren más insumos de producción, como rociadores para controlar las plagas de insectos y la labranza para controlar las malezas.

¿Cómo se puede aplicar la biotecnología a la agricultura?

El ADN es la clave de la biotecnología y, según su conocimiento, los científicos han desarrollado soluciones para aumentar la productividad agrícola. Partiendo de la capacidad para identificar genes que pueden conferir ventajas en ciertos cultivos y la capacidad de trabajar con esas características de manera muy precisa, la biotecnología mejora la capacidad de los mejoradores para mejorar los cultivos y el ganado.

La biotecnología permite mejoras que no son posibles solo con el cruce tradicional de especies relacionadas. Los alimentos desarrollados con biotecnología son tan seguros como los desarrollados con prácticas convencionales.

Las herramientas principales utilizadas en la biotecnología agrícola están definidas para los propósitos de la revisión. La ingeniería genética inserta fragmentos de ADN en los cromosomas de las células y luego utiliza el cultivo de tejidos para regenerar las células en un organismo completo con una composición genética diferente a la de las células originales.

Esto también se conoce como tecnología DNA; produce organismos transgénicos. El cultivo de tejidos manipula células, anteras, granos de polen u otros tejidos; por lo tanto, viven por períodos prolongados en condiciones de laboratorio o se convierten en organismos completos, vivos y en crecimiento.

Las células genéticamente modificadas pueden convertirse en organismos genéticamente modificados a través del cultivo de tejidos. El rescate de embriones coloca embriones que contienen genes transferidos al cultivo de tejidos para completar su desarrollo en organismos completos.

La hibridación somática elimina las paredes celulares de las células de diferentes organismos e induce la mezcla directa de ADN de las células tratadas, que luego se regeneran en organismos completos a través del cultivo de tejidos.

Un ejemplo de la biotecnología agrícola tradicional es el desarrollo de variedades de trigo resistentes a enfermedades al cruzar diferentes tipos de trigo hasta que la resistencia a la enfermedad deseada estuviera presente en una nueva variedad resultante. Los cultivos como el maíz, el algodón y la papa se han transformado con éxito a través de la ingeniería genética para producir una proteína que mata a ciertos insectos cuando se alimentan de las plantas.

La proteína proviene de la bacteria del suelo Bacillus thuringiensis, que se ha utilizado durante décadas como ingrediente activo de algunos insecticidas “naturales”. En algunos casos, una tecnología eficaz de protección de cultivos transgénicos puede controlar las plagas mejor y de forma más económica que las tecnologías existentes. Por ejemplo, con Bt transformado en un cultivo de algodón, todo el cultivo es resistente a ciertas plagas, no solo a la parte de la planta a la que se aplicó el insecticida Bt.

En estos casos, los rendimientos aumentan a medida que la nueva tecnología proporciona un control más efectivo. La ingeniería genética ha permitido nuevas opciones para mejorar el valor nutricional, el sabor y la textura de los alimentos. Los cultivos transgénicos en desarrollo incluyen frijoles de soya con mayor contenido de proteínas, papas con más almidón disponible nutricionalmente y un contenido mejorado de aminoácidos, frijoles con más aminoácidos esenciales.

Los investigadores han aislado un gen del girasol conocido como HAHB4, que ayuda a la planta a soportar la escasez de agua. Ese gen se introduce en el trigo, la soja y el maíz. Los investigadores han notado que las plantas con alta tolerancia al estrés salino poseen niveles naturalmente altos de una sustancia llamada glicinebetaína.

Al igual que muchas innovaciones iniciales, el arroz dorado se publicó antes de que estuviera disponible una versión práctica. Generado en laboratorios de investigación del sector público, fue producido con la ayuda de herramientas patentadas utilizadas bajo licencias de investigación. La comercialización requerirá la negociación de numerosas licencias y su uso junto con otras fuentes dietéticas de vitamina A o deberá ser rediseñada para contener un mayor contenido de betacaroteno para satisfacer las necesidades nutricionales.

La biotecnología moderna representa aplicaciones únicas de la ciencia que pueden utilizarse para mejorar la sociedad a través del desarrollo de cultivos con mejor calidad nutricional, resistencia a plagas y enfermedades y reducción del costo de producción.

La biotecnología, en forma de ingeniería genética, es una faceta de la ciencia que tiene el potencial de proporcionar beneficios importantes si se usa de manera cuidadosa y ética. La sociedad debe contar con una visión equilibrada de los fundamentos de la biotecnología y la ingeniería genética, los procesos utilizados en el desarrollo de organismos transgénicos, los tipos de material genético utilizado y los beneficios y riesgos de la nueva tecnología.

¿Cómo se desarrolla la biotecnología en la agricultura?

A lo largo de los siglos, la tecnología agrícola desarrolló un amplio espectro de opciones para la producción de alimentos, piensos y fibras. En muchos sentidos, la tecnología reduce la cantidad de tiempo que dedicamos a actividades básicas como la producción de alimentos, y hace que nuestras vidas sean más fáciles y placenteras.

Todos están familiarizados con la forma en que el transporte ha cambiado con el tiempo para ser más eficientes y seguros. La agricultura también ha sufrido cambios tremendos, muchos de los cuales han hecho que la producción de alimentos y fibras sea más eficiente y segura. Por ejemplo, en 1870, la población total de los EE. UU.

Era de 38, 558,371 y el 53% de esta población estaba involucrada en la agricultura; en el 2000, la población total era de 275, 000,000 y solo el 1.8% de la población estaba involucrada en la agricultura. Hay aspectos negativos por tener tan pocos miembros de la sociedad involucrados en la agricultura.  La mayoría de las personas no se dan cuenta de que, entre los desarrollos agrícolas iniciales, realmente en la génesis de la tecnología agrícola, los antiguos egipcios elaboraban vino y hacían una masa creciente para pan, utilizando la fermentación.

Un acontecimiento significativo en el desarrollo de la agricultura ocurrió en 1492 con la introducción del maíz, originario de las Américas, del resto del mundo, y los productores europeos adaptaron la planta a sus condiciones de crecimiento únicas. En esta etapa de la historia, los cultivos se transportaban a todo el mundo y se cultivaban en una diversidad de condiciones.

Los agricultores comenzaron a realizar cultivos selectivos de cultivos antes de tener un conocimiento profundo de la base de la genética. Los descubrimientos de Gregor Mendel que explican cómo los rasgos que pasan de los padres a la descendencia arrojan nueva luz sobre el asunto.

El trabajo de Mendel mostró que los genes se separan durante la formación de gametos y se unen al azar durante la fertilización. También demostró que los genes se transmiten independientemente entre sí a la descendencia.

Esta comprensión de la forma en que las plantas y los animales adquieren rasgos de los padres creó el potencial para que las personas produzcan cultivos y ganado de forma selectiva. El descubrimiento de Gregor Mendel revolucionó la agricultura al lanzar el desarrollo del cruzamiento selectivo con una comprensión integral de los mecanismos subyacentes de la herencia.

Cría cruzada selectiva

En el fitomejoramiento tradicional, las nuevas variedades se desarrollan ya sea seleccionando plantas con características deseables o combinando cualidades de dos plantas estrechamente relacionadas mediante el fitomejoramiento selectivo. Estas características pueden ser, por ejemplo, la resistencia a una plaga o enfermedad en particular, o la tolerancia a las condiciones climáticas.

Polen con los genes para un rasgo deseado se transfiere de las plantas de una variedad de cultivo a las flores de otra variedad con otros rasgos deseables. Finalmente, a través de la selección cuidadosa de la descendencia, el rasgo deseado aparecerá en una nueva variedad de plantas.

El fitomejoramiento tradicional ha producido numerosas variedades de cultivos altamente exitosas a lo largo de los siglos. También se han hecho muchos cruces poco exitosos. En la cría tradicional, los cruces a menudo se hacen de una manera relativamente incontrolada.

El criador elige que los padres crucen, pero a nivel genético, los resultados son impredecibles. ADN de los padres se recombinan al azar, y los rasgos deseables, como la resistencia a las plagas, pueden agruparse con rasgos indeseables, como un rendimiento más bajo o una calidad deficiente. Las plantas progenitoras deben estar estrechamente relacionadas con la producción de descendientes. Los programas de mejoramiento tradicionales requieren mucho tiempo, a menudo tardan décadas en producir nuevas variedades de cultivos viables y requieren mucha mano de obra.

Se requiere un gran esfuerzo para separar los rasgos indeseables de los deseables, y esto no siempre es económicamente práctico. Muchos beneficios potenciales se pierden en el camino, ya que las plantas que no logran demostrar las características introducidas se descartan. El fitomejoramiento tradicional toma en promedio 12-15 años para producir una nueva variedad de cultivo.

Gracias a la biotecnología, los agricultores han adoptado sistemas de labranza reducida o no, que utilizan el control de malezas herbicidas en lugar de arar

Crianza clásica con mutación inducida

Las mutaciones son cambios en la composición genética de una planta. Las mutaciones ocurren naturalmente y algunas veces resultan en el desarrollo de nuevos rasgos beneficiosos. En 1940, los fitomejoradores aprendieron que podían hacer que las mutaciones sucedieran más rápido con un proceso llamado mutagénesis.

La radiación o los productos químicos se utilizan para cambiar el ADN de la planta, el sistema molecular básico del material genético de todos los organismos. El objetivo es causar cambios en la secuencia de los pares de bases de ADN, que proporcionan instrucciones bioquímicas para el desarrollo de las plantas.

Las plantas resultantes pueden poseer características nuevas y deseables a través de esta modificación de su material genético. Durante este proceso, los fitomejoradores deben crecer y evaluar cada planta de cada semilla producida.

Ingeniería Genética de Organismos

La estructura básica del ADN es idéntica en todos los seres vivos. En todos los organismos, las diferentes características están determinadas por la secuencia de los pares de bases de ADN. La biotecnología se ha desarrollado hasta el punto en que los investigadores pueden tomar uno o más genes específicos de casi cualquier organismo, incluidas las plantas, animales, bacterias o virus, e introducir esos genes en el genoma de otro organismo.

Esto se llama tecnología de ADN recombinante. En 1978, el primer producto comercial derivado del uso de tecnología de ADN recombinante, la transferencia de genes fue la insulina sintética. Las glándulas pancreáticas de cerdo y ganado eran la única forma de producir insulina para uso humano.

En 1988, la quimosina fue la primera enzima producida a partir de una fuente de levadura modificada genéticamente aprobada para su uso en alimentos. Anteriormente, esta enzima para la producción de queso se obtenía a partir de revestimientos estomacales de vacas.

En la biotecnología agrícola, los cambios se realizan directamente en el genoma de la planta. Una vez que se identifica el gen que determina un rasgo deseable, se puede seleccionar, extraer y transferir directamente a otro genoma de la planta. Las plantas que tienen genes de otros organismos se conocen como transgénicas. La presencia del gen deseado, que controla el rasgo, puede probarse en cualquier etapa del crecimiento, como en las plántulas pequeñas en una bandeja de invernadero.

Por lo tanto, un criador puede evaluar rápidamente las plantas que se producen y luego seleccionar las que mejor expresan el rasgo deseado. La producción de nuevas variedades de cultivos a través de la ingeniería genética lleva en promedio unos 10 años.

Riesgos de la biotecnología en la agricultura

  1. Los alimentos modificados genéticamente pueden producir nuevas proteínas y pueden actuar como un nuevo alérgeno y pueden inducir reacciones alérgicas en los seres humanos. Los científicos no pueden regular el sitio de inserción de genes en el genoma de la planta y esto inducirá un nuevo alérgeno en la cadena alimentaria.
    2. La técnica de biotecnología agrícola, como la ingeniería genética, utiliza genes resistentes a los antibióticos como marcadores, y el consumo de productos alimenticios que tienen estos genes resistentes a los antibióticos puede reducir la eficacia de los antibióticos. Esto también tiene el peligro de transferir este gen resistente a los antibióticos a los patógenos humanos y los hace resistentes a los antibióticos.
    3. La adición de material genético mediante ingeniería genética puede interactuar con las vías involucradas en la producción de sustancias tóxicas producidas por las plantas, que se utilizan para preservar los organismos inmóviles de los depredadores.
    4. La biotecnología agrícola puede aumentar la contaminación del suelo y las plantas por metales pesados, al agregar uno o más genes nuevos a las plantas.
    5. Esta tecnología puede inducir un riesgo para la salud de los humanos como resultado de las proteínas producidas por los genes recién agregados a las plantas. Puede aumentar el medio ambiente de los hongos tóxicos.
    6. El efecto a largo plazo de estos productos alimenticios genéticamente modificados aún no se conoce, por lo que en el futuro podremos encontrar un nuevo tipo desconocido de riesgos para la salud en humanos o animales.

Riesgo potencial de la biotecnología agrícola para el medio ambiente:

Se hacen leyes estrictas y son seguidas por los científicos con respecto a las aplicaciones de la biotecnología agrícola. Cuando se importan semillas o plantas modificadas genéticamente a un país, todos los procedimientos utilizados y los genes que se agregan y su función se estudian en su totalidad para evitar posibles peligros ambientales. Entonces, la biotecnología agrícola también tiene algunos riesgos potenciales para el medio ambiente, tales como:

1. La biotecnología agrícola puede aumentar las malezas resistentes a los herbicidas.
2. Las plantas modificadas genéticamente producidas usando ingeniería genética pueden transferir nuevos genes a hierbas silvestres, plagas
3. Las plantas producidas usando técnicas de biotecnología agrícola pueden envenenar la vida silvestre produciendo proteínas tóxicas.
4. Esta tecnología puede crear nuevos tipos de microorganismos como virus, bacterias.
5. Como esta tecnología agrícola está en su etapa inicial, puede inducir algunos riesgos desconocidos para el medio ambiente en el futuro.

Avances y aportes de la biotecnología en  la agricultura

A pesar de las fuertes lluvias e inundaciones de primavera que retrasaron la temporada de crecimiento en los Estados Unidos, el USDA está estimando el aumento de la producción de maíz y soja este año. Esto se debe en parte a la contribución de la biotecnología agrícola que ha ayudado a mejorar los rendimientos agrícolas desde que se introdujo en los Estados Unidos en 1995.

La cosecha de maíz de este año tiene el objetivo de ser la segunda más grande en la historia, solo por detrás del récord del año pasado. Se espera que la cosecha de soya de los Estados Unidos sea la cuarta más grande en la historia.

En respuesta a las preocupaciones sobre la escasez de cultivos que provocaron disturbios en algunos países y los altos precios de los alimentos en los mercados de todo el mundo, muchas naciones este año comenzaron a reconocer los beneficios que la biotecnología ofrece a la agricultura.

En julio, el ex asesor científico en jefe del Reino Unido, Sir David King, declaró: “Solo existe una tecnología que pueda generar los aumentos de rendimiento necesarios y es la biotecnología agrícola”.

Muchos países subsaharianos en África, donde el 30 por ciento de la población está desnutrido, están considerando adoptar la biotecnología agrícola en un esfuerzo por abordar la necesidad de aumentar los rendimientos y el acceso limitado a un suministro confiable de agua.

Científicos sudafricanos han aprobado ensayos de sorgo genéticamente mejorado para mejorar la digestibilidad y el contenido nutricional del grano grueso que prospera en suelos áridos.

Varios estudios de este año demostraron un mayor apoyo por parte de los consumidores para alimentos cultivados utilizando biotecnología.

En Asia, los investigadores anunciaron que el arroz dorado modificado genéticamente, destinado a mejorar la nutrición en el mundo en desarrollo, podría estar disponible para los agricultores para el año 2011.

La biotecnología es una de las mayores tecnologías de ingresos neutros disponibles para los agricultores ricos y pobres por igual, ya que no requiere una inversión adicional significativa en nuevas herramientas o tecnología, al tiempo que aumenta los rendimientos y reduce los cultivos perdidos por plagas y enfermedades.

Según un informe publicado este año, la mitad de los 23 países que cultivan biotecnología agrícola son países menos desarrollados. Once de los 12 millones de agricultores que cultivan cultivos biotecnológicos son pequeños agricultores de escasos recursos.

La biotecnología agrícola también está siendo reconocida por sus beneficios ambientales. Los cultivos tolerantes a los herbicidas contribuyen significativamente a la conservación del suelo porque más agricultores emplean la labranza cero, lo que reduce la erosión.

En China, los agricultores que cultivan arroz biotecnológico redujeron el uso de pesticidas en casi un 80 por ciento y más de la mitad de ellos no usaron pesticidas. Más del 10 por ciento de los agricultores que cultivan arroz convencional mostraron síntomas de envenenamiento por pesticidas, mientras que ninguno de los agricultores que cultivaban arroz resistente a las plagas sí lo hizo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here